Porqué fiarse de un compatible

Son muchas las preguntas que nos hacen sobre los compatibles y queremos despejar en esta entrada todas las dudas sobre porqué fiarse de un compatible.

En primer lugar, el proceso de fabricación de un compatible es absolutamente transparente y mantiene todas las características del consumible original. A nivel de chips, a nivel de capacidad -en muchos casos hasta más que la del original-, a nivel de rendimiento y a nivel de tecnología.

En cuanto a la precisión y calidad del producto, intactas. La precisión de los textos, la definición de líneas, la velocidad de impresión y otros parámetros que miden las calidades de las copias que salen por la impresora, son las mismas. Otra de las razones de porqué fiarse de un compatible.

Su precio más económico no es sinónimo de falta de calidad. Precisamente este precio obedece a que el proceso de remanufacturación ahorra muchos costes de producción que revierten directamente en el producto. Por ello vamos a encontrar cartuchos compatibles hasta un 60% más baratos, y tóner hasta un 50% más económicos que el original. Incluso, como ya hemos comentado antes, la capacidad de tinta puede ser hasta mayor en muchos casos ofreciendo más, por mucho menos.

Es por tanto, que el coste unitario de impresión sirve como razón adicional del porqué fiarse de un compatible. Al final, haciendo balance y economizando las impresiones con las opciones que dispone nuestra impresora, vamos a comprobar que cada documento que imprimimos es mucho más económico que el anterior.

Finalmente hay que destacar la compatibilidad. Si bien hace unos cuantos años los primeros consumibles podían dar algún problema de compatibilidades con la impresora, actualmente vienen preparados para que sirvan a los modelos que son compatibles con el sistema de impresión que se tenga. Incluso los chips actualizados ya forman parte del proceso de elaboración de los compatibles.

Drivers, ¿son importantes?

Drivers. ¿Los instalo o no?, ¿me darán problemas?. Son algunas de las preguntas que más frecuentemente se hacen los usuarios de informática.

Y la respuesta es sí. Es importante más que instalar, actualizar. Porque la instalación viene de serie con los dispositivos plug & play, que ya son la mayoría.

Los drivers son la manera que tienen de comunicarse los programas con los dispositivos físicos -software y hardware- para su correcto funcionamiento.

Si tienes una impresora desde el primer día sin actualizar sus drivers, tal vez estés perdiendo opciones de impresión que traigan las actualizaciones y compatibilidades con el modelo de impresora.

Se tiene la idea equivocada que para mejorar e incluir nuevas opciones de impresión hay que sustituir el hardware, la impresora, en lugar de actualizar el software. Precisamente los fabricantes van a intentar siempre optimizar nuestros productos con el fin de maximizar las prestaciones de los equipos. Cuando las limitaciones obedezcan al hardware, ahí los drivers poco van a tener que hacer y entonces sí; necesitaremos una nueva impresora que me ofrezca lo que no me da la que actualmente tengo.

Según el sistema operativo que se tenga, nos van a actualizar de forma automática los drivers que autoricemos. En el caso de Windows estas actualizaciones se producen de forma automática, aunque existen opciones manuales que nos permitirán saber si contamos con la última versión. Si nos centramos en MacOs el tema es más complicado porque los drivers de la impresora no se actualizan de forma automática sino manual en la mayoría de las impresoras, especialmente las más antiguas.

Normalmente, cada fabricante de impresoras tiene una opción de descargas de drivers en su página web. Con introducir el modelo se puede, con un click, acceder al driver más actualizado. Aquí te dejamos con unos ejemplos:

No olvides actualizar tus drivers para optimizar y potenciar al máximo tu impresora, ¡en el 90% de los casos es más que positivo!

Cartucho compatible, ¿porqué sí?

La venta del cartucho compatible está subiendo como la espuma. ¿Porqué? Es sencillo, cada vez hay más información sobre ello y pueden consultarse muchas de las características que los hacen tan atractivos.

El cartucho compatible está manufacturado por empresas distintas a los fabricantes originales pero preservando intactas todas las calidades y características del original.

Esto significa que la garantía de funcionamiento es la misma, ya que cumple con todos los estándares de calidad que se les exige. ¿Y qué se le debe exigir a un cartucho compatible?

Rendimiento. En algunos casos incluso es capaz de mejorar al original. No se producen borrones, tachones y, dependiendo del modelo, es capaz de soportar altas velocidades de impresión.

-Capacidad. Este es un punto que cada vez mejoran más a los originales. El depósito de tinta supera en muchos casos al depósito del original, por lo que el número de copias que pueden sacarse con el cartucho compatible es mayor.

-Compatibilidad. En este punto es importante conocer a la perfección el modelo de impresora que tenemos con el fin de utilizar el cartucho compatible adecuado. se ha demostrado que el 90% de los problemas que existían de compatibilidad se debía a errores a la hora de reconocer el modelo de impresora por parte del usuario.

-Precio. No es algo que se le deba exigir, pero viene de serie. Es una ventaja competitiva muy importante puesto que a las tres cualidades anteriores se le suma la ventaja del ahorro. Hasta un 60% más barato puede resultar un cartucho compatible frente al original.

El mantenimiento es el mismo que tendría cualquier cartucho original. Conviene alejarlos de las fuentes de calor extremo y tratar de imprimir en cortos espacios de tiempo. Para largos períodos de inactividad, protegerlo en una bolsa de cierre hermético con el cabezal tapado.

¿Te ha parecido interesante? Sigue este y otros temas en el blog de Rec-line