Cómo mejorar las ventas de cartuchos para impresora en tu negocio

Si tienes un negocio relacionado con la informática o los consumibles informáticos y quieres mejorar las ventas de cartuchos para impresora, te vamos a dar una serie de consejos que seguro que vas a apreciar.

Prueba con los compatibles. Si tu tienda no vende cartuchos compatibles está perdiendo una enorme posibilidad de rentabilizar mejor las ventas. A la vista del cliente, producto de la misma calidad del original a un precio mucho mejor. Un producto al alza que deja más margen que los cartuchos originales y tiene una mayor rotación.

Ofrece. Es un producto perfectamente complementario que se puede sugerir con la compra de folios, memorias USB y otros artículos que estarían en cualquier hogar u oficina. Pregunta si tienen impresora y ofrécelos.

Lleva el producto al mercado. Si tienes oficinas cerca, colegios y otros lugares con potenciales compradores de cartucho, prepara flyers exclusivos con ofertas de consumibles donde éste sea el producto estrella.

Muestra. Ten a mano dos impresoras en la caja de cobro, una con un cartucho original y otra con un cartucho compatible. Promociona los compatibles y saca impresiones que demuestren que tienen la misma calidad, a veces la evidencia es lo que hace decantarse al cliente.

Iniciativa. Coge un listado o una hoja excel, anota los cartuchos que tus clientes más o menos habituales se llevan y hazles llegar información puntual de las ofertas que  vayas a lanzar de sus cartuchos. Conoce qué productos se llevan y cuáles necesitan.

Stock. Ten un proveedor capaz de satisfacer todas tus necesidades a la hora de servir y que cumpla con los plazos. Recientemente se han comprobado que las roturas de stock por parte del proveedor tiene un impacto en la venta cercano al 30% si tu producto se encuentra dentro del 20/80 del negocio.

Finalmente, la implantación del producto también hace mucho. Ordenar la exposición por marcas, modelos y tamaños ayuda a que el que busca, halle. Y cómo no, destacar las promociones de forma nítida y segmentar por precio también es una ayuda.

Seguro que conoces alguna forma más de ayudar a impulsar la venta del cartucho para impresora en tu tienda de informática y/o consumibles, pero esperamos que alguna de ellas pueda ayudarte.

 

7 consejos para elegir un buen distribuidor de consumibles

Si eres mayorista de productos informáticos, necesitas tener en cuenta una serie de consejos para ayudarte en la búsqueda del perfecto distribuidor de consumibles para tu negocio.

En primer lugar, tendrás que cerciorarte de que tu distribuidor tenga un producto acorde con la calidad que quieres ofrecer a tus clientes. Para ello averigua si sus productos pasan las exigentes certificaciones de calidad ISO9001, ISO9002 e ISO14001. Todas ellas son las más exigentes y significará que el producto será una garantía para ti.

Capacidad de produción. Tienes que tener claro que tu distribuidor de consumibles va a ser capaz de satisfacer la demanda que tu negocio tenga, y esto pasa por conocer su solvencia en la fabricación del producto. Velocidad del proceso de producción y seguridad sobre su capacidad.

Adaptabilidad. También es importante conocer si tu distribuidor de consumibles va a ser capaz de dar respuesta a tus necesidades en peticiones especiales. Por ejemplo si puede desarrollar para ti un tipo de producto que su producción permita, por volumen y capacidad. Por ejemplo, un cartucho compatible para una determinada marca de impresora pero que tenga una mayor capacidad que la del original.

Distribución. Aunque el proceso de fabricación tenga una velocidad, el transporte y la distribución es importante para poder responder con rapidez a la demanda. El cumplimiento de plazos de envío y entrega es vital para cualquier mayorista, y éste debe ser uno de los puntos importantes a tener en cuenta. 

Precios. Una vez testada la calidad de sus productos y los ítems anteriores, es importante que el rango de precios permita que tus márgenes cumplan con las funciones que debe tener todo beneficio sobre precio de venta: una parte para nuevas compras, otras para salarios y otra de beneficio neto sobre venta. Impuestos a parte. Un distribuidor de consumibles que te ofrezca la posibilidad de que tu P.V.P sea competitivo con la calidad contrastada, lo mejor.

Atención al cliente. Respuestas, eso significa este punto. Que sea capaz de atender tus problemas con prestitud, rapidez y eficacia. No se trata de que sólo trabaje para ti, pero sí de que tenga una capacidad de resolución de problemas alta, hasta donde lleguen los derechos del mayorista para reclamar.

Pagos. Flexibilidad y opciones. Un distribuidor de consumibles capaz de ofrecer distintas alternativas implica solidez y ofrece confianza. Sistemas y formas de pago al alcance de la realidad del negocio del mayorista informático. Transferencia, reembolsos y domiciliación de recibos, el ABC de los pagos. En cuanto a la flexibilidad, los plazos para poder pagar los pedidos según el volumen y cómo pueden ayudar a vuestra empresa en este sentido.

Si has encontrado un distribuidor de consumibles que cumpla todos estos requisitos, ¡enhorabuena! Mantenlo.

El cuidado del cartucho de tinta

Al igual que hace unas semanas hemos escrito sobre cómo podemos cuidar correctamente de nuestro tóner en una impresora de inyección de tinta, hoy lo vamos a hacer para el cartucho de tinta.

Lo fundamental para que un cartucho de tinta dure mucho tiempo y pueda ofrecer el rendimiento por páginas impresas esperado es que se le cuide como debe. Con estos tips esperamos ayudarte a conseguirlo:

Conserva el cartucho en un lugar ajeno a temperaturas extremas. Es decir, que la impresora no esté expuesta a fuentes de calor como radiadores o junto a la ventana donde incida mucho el sol. Tanto el calor como el frío son malos compañeros de viaje del cartucho.

No pases largas temporadas sin imprimir. Y si va a ser así, saca el cartucho de la impresora, guárdalo en una bolsa al vacío y protege su cabezal. Así evitaremos que se seque. Si el tiempo que pasa es una semana entre impresión e impresión, no hace falta que lo guardes; imprime una página de prueba cada tres días para que el cartucho tenga actividad y no tenga el problema de que se seque el cabezal.

Limpia el cartucho de vez en cuando. En una tapa de bote de conserva echa agua tibia e introduce el cabezal para posteriormente limpiarlo con un papel seco y con suaves toques. Así eliminas pequeños restos que puedan entorpecer tus impresiones.

Alinea correctamente el cartucho cada cierto tiempo, con esto conseguirás mejores impresiones sin que se descentren las líneas. Y, además, cuando veas que se vaya terminando su nivel de tinta no lo golpees ni lo sacudas esperando que te de más de lo que le queda, ¡así lo estropeas del todo!

Esperamos que te hayan servido. Si tienes cualquier duda sobre este tema o cualquier otro relacionado con la impresión o impresoras no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Medio ambiente & compatibles

En esta ocasión queremos profundizar en la importancia del cuidado del medio ambiente gracias al proceso de fabricación de cartuchos y tóner compatibles.

La mayoría de los materiales con los que se fabrican muchos de los consumibles de informática hoy en día resultan tóxicos y perjudiciales para el medio ambiente. Por ello trata de potenciarse el reciclaje como herramienta fundamental para el cuidado del entorno.

Los cartuchos y tóner compatibles salen al mercado después de un proceso de fabricación limpio y sin apenas residuos, no consumiendo recursos naturales procedentes del medio ambiente y cumpliendo toda la normativa tanto de calidad como medioambiental.

Para fabricar un cartucho de tinta se necesitan aproximadamente dos litros de petróleo y derivados para elaborar todas las piezas que lo componen. En el proceso de fabricación de un compatible no, y además trata de aprovecharse el máximo posible la estructura del mismo.

Por si fuera poco, en este proceso tratan de mejorarse las capacidades del cartuchos y tóner originales dotándoles de un mayor número de imprimaciones y también optimizando sus características de origen.

Se calcula que aproximadamente los usuarios de productos informáticos y consumibles apenas reciclan el 30% de todo el material que utilizan. Es muy poco teniendo en cuenta las cantidades que se mueven en el mercado, incluyendo los cartuchos y tóner. El nivel de concienciación tiene que ser mucho mayor para poder evitar desastres y liberar productos tóxicos que degraden los ecosistemas.

Existen puntos específicos de reciclaje para casi todos los componentes y también, como no podía ser de otra forma, para cartuchos y tóner. De esta manera se puede continuar con un proceso de remanufacturación que permita a los compatibles seguir cuidando la salud del planeta.

Y tú, ¿eres de los que se apunta a reciclar y a cuidar el mundo en el que vives? ¡Hazlo con nosotros!