Tipos de Toner

Como muchos de vosotros sabéis en el mercado de los toner reciclados, el abanico de precios es impresionante.
Esta es una peculiaridad del mercado global pero que se hace especialmente patente en España, y que a nuestro entender ha provocado un desfase entre nuestro mercado y otros como el norte europeo o americano.
Llama poderosamente la atención que a pesar de nuestros bajos costes de mano de obra respecto a los países centroeuropeos, por lo que por ejemplo fabricamos y exportamos coches a todo el mundo, las ventas de cartuchos realizadas por empresas españolas raras veces atraviesan los pirineos dirigiéndose preferentemente a países con menor exigencia de calidad.
Pasaremos a intentar exponer los dos factores principales que inciden en la calidad y rendimientote un cartucho, el polvo de toner y el cilindro fotosensible u OPC.
1-EL POLVO DE TONER.
La granulometría y composición van a ser determinantes de las propiedades de un cartucho.
El principal país productor de toner de calidad es Japón.
Existen dos tipos de toner:
      – El de fragmentación
      – El de síntesis o polimerizado
Toner de Fragmentación:
En este caso unas barras en las que se “funden” los componentes, se dejan enfriar para posteriormente pasar a molinos que las fragmentan hasta conseguir el tamaño y granulometría adecuado, a través de procesos de tamizado que eliminan partículas no deseables por su tamaño.
De esta manera a partir de una composición inicial que ya determinara la calidad se obtendrán fracciones de diferentes prestaciones y precios.
Es importante entender que en esta fase los costes se hacen exponenciales, esto es obtener un toner un 20% mejor puede representar un encarecimiento de un 40% o mas.
Sin embargo como veremos mas adelante, este incremento en costes no significa necesariamente que se encarezca el coste por copia para el usuario. Antes al contrario, SOLO UN TONER DE CALIDAD REPRESENTA AHORROS AUTENTICOS PARA EL CONSUMIDOR.

La composición y granulometría además de en el rendimiento y en la calidad de la impresión será determinante de los gastos de mantenimiento, pues un mal toner además de no reducir los costes por copia puede producir que se incremente, la suciedad así como el desgaste de algunos componentes.
Muchas de las empresas que fabrican toner no están dotadas de la maquinaria y los medios de análisis que permiten comprobar la calidad y rendimiento de un toner. LAS PRUEBAS DE LABORATORIO SON ESENCIALES PARA DETERMINAR EL AHORRO EFECTIVO.
EMBATEX , no solo esta dotada de la máxima tecnología, y equipo humano, (15 personas trabajan en I+D y calidad) sino que además las exigentes certificaciones ISO y sobre todo las DIN 33870 aseguran al usuario un funcionamiento absolutamente análogo al original, con importantes ahorros.
Consumo de Toner
Es la cantidad de toner que es necesaria para realizar una impresión. Si éste es elevado y varía a lo largo del ciclo de vida del cartucho crea dos problemas:
  • Variación en la calidad de impresión especialmente sensible en el color.
  • Bajo rendimiento.

Veamos por ejemplo que puede suceder en una impresora HP 4600 de color.

Para obtener el rojo, debemos de depositar una determinada cantidad de toner magenta y amarillo. Si la cantidad varia durante el ciclo, la calidad será mala e irregular.
Si además la cantidad es superior a la del toner original el cartucho ofrecerá un rendimiento muy inferior al original.
Por ello a pesar de que los toner de los competidores puedan ser un 10% más baratos que los de Embatex el toner de los competidores solo ofrecerá 4,500 copias al usuario, mientras el de Embatex imprime 9000, por lo que este ultimo será un 40% más barato!!!!

EFICACIA DE LA TRANSFERENCIA

Es el porcentaje de toner que acaba sobre el papel, y no en el depósito de toner residual.

Si un toner presenta una eficacia de transferencia baja o variable, significa que una cantidad importante del polvo de toner acaba en el deposito de residuos.
O lo que es lo mismo, dinero a la basura!!!
En esta eficacia además del polvo de toner intervienen otros parámetros como el cilindro OPC, el estado de componentes como rascadores y rodillos, y por último el proceso productivo.
En el gráfico podemos observar esto.
Un cartucho de calidad solo enviara al deposito residual alrededor de un 10% de la carga inicial, mientras que uno malo puede desperdiciar incluso el 50%.
Por supuesto que además una baja eficiencia tendrá efectos demoledores en los toners de colores, como por ejemplo colores erróneos y/o no uniformes durante la vida del toner.
EL OPC O TAMBOR FOTOCONDUCTOR O FOTOSENSIBLE.
Se trata del centro neurálgico de un cartucho, pues como veremos a su alrededor en su superficie se realizan las principales operaciones necesarias para la impresión.
Las operaciones son:
1-Limpieza: Se eliminan residuos que puedan existir de anteriores ciclos.
2-Acondicionado: El cilindro de carga principal (PCR), transmite una carga que debe de ser uniforme a la superficie del OPC. La carga a la que es sometido el cilindro es de 600-750 voltios.
3-Grabación: El haz láser incide en el cilindro “dibujando”, es decir exponiendo los sectores de la capa orgánica interna, posibilitando esto un cambio de polaridad que es el que permite que el toner se adhiera a las zonas expuestas.
4-Revelado :El toner se frota sobre la capa grabada adhiriéndose.
5-Transferencia: este es el paso al papel por un proceso de fundido.
El tambor fotoconductor esta constituido por dos capas.
a-La capa externa de transporte de carga conocida como CTL.
b-La capa interna o capa de generación de carga .CGL son sus siglas en Ingles.
En primer lugar durante el acondicionado el PCR (Tambor primario de carga), procede a realizar una carga estática en la capa externa.
En este estado de carga el tambor repele el toner. Al ser sometido el tambor al haz laser, la capa interna que trabaja como un diodo, permite que la carga almacenada en la externa pase a tierra, cambiando la polaridad de la capa externa.
A la vista de este funcionamiento, se pueden estudiar los problemas y deterioros que puede sufrir el OPC, y su incidencia en la impresión.
1-Déficit de espesor de la capa externa. Este provoca una disminución de la carga almacenable, y por tanto puede incluso ocurrir que las partículas de toner se adhieran al OPC sin que este haya sido expuesto al proceso de grabado.
2-La continuada exposición al láser acaba desensibilizando la capa interna, haciendo que esta reaccione mas lentamente.
3-Defectos internos como el tambor picado son el resultado de una capa interna heterogénea en el tamaño de las partículas que la componen de tal manera que a medio plazo surgen micro agujeros donde se acumula el toner sin que se realice su transferencia, dañando de este modo piezas como puedan ser los rascadores.
Por todo ello vemos que una simple inspección visual del tambor no nos va a dar gran información de su estado y características, siendo necesario equipo altamente sofisticado para su evaluación.
Por otra parte las pruebas iniciales de impresión tampoco son un indicador adecuado, pues los problemas aparecen con los ciclos.