¿Es lo mismo hablar de un cartucho de tinta y de un tóner?

Es común utilizarlos como sinónimos a la hora de hablar, pero la realidad es que son dos productos completamente diferentes. Aunque ambos se usan dentro de las impresoras para conseguir imprimir nuestros documentos o fotografías, si no elegimos bien el que corresponde a nuestra impresora no conseguiremos que ésta funcione.

Para empezar, debemos diferenciar entre dos tipos distintos de impresoras: las impresoras de inyección de tinta, que utilizan cartuchos de tinta, y las impresoras láser, que usan los de tóner.

Una de las principales diferencias que encontramos entre estos dos productos es el formato de su contenido ya que mientras que la tinta es un líquido,  el tóner es un polvo. De esta forma, el proceso de impresión que siguen las impresoras de inyección de tinta y las impresoras láser deberá ser sustancialmente diferente.

Las impresoras de inyección de tinta utilizan un sistema similar al de una máquina de escribir aplicando la tinta directamente sobre el papel a través de una serie de boquillas diminutas, sin embargo, el proceso de impresión en las impresoras láser es algo más complejo aplicando una serie de campos electromagnéticos para conseguir que el tóner se ubique en las zonas deseadas, previamente marcadas por un preciso láser, y posteriormente aplicando calor para fundir las partículas con el papel y conseguir el resultado final.

Debido a estas diferencias en el proceso de impresión las impresoras láser son sustancialmente más rápidas y precisas que las de inyección de tinta. Sin embargo, éstas últimas son más fáciles de mantener y significativamente más económicas, además de que existen impresoras de inyección de tinta capaces de realizar impresiones de muy alta calidad. Por otro lado, los cartuchos de tóner nos servirán para realizar muchas más copias, en torno a 5 veces más que los cartuchos de tinta.

Desde Rec-line recomendamos tener en cuenta el uso que le daremos a la impresora antes de decidirnos por un modelo o incluso por un tipo, considerando las opciones que nos ofrece cada una y eligiendo la que más se ajuste a nuestras necesidades.

Realizar copia de seguridad en Windows 10

Hola! hoy desde el blog de Rec Line os vamos a enseñar a hacer una copia de seguridad y la restauración de los archivos en Windows 10.

Nosotros te aconsejamos que hagas copias de seguridad periódicamente y si es posible también en una unidad externa por si sucede algo con las copias originales.

Configurar una copia de seguridad:

Selecciona el botón Inicio  y después selecciona Configuración  > Actualización y seguridad > Copia de seguridad > Agregar una unidad y elige una unidad externa o una ubicación de red para las copias de seguridad.

a2c68d48-827b-4641-a415-6d07babf724d_7

Continue reading Realizar copia de seguridad en Windows 10

En Rec Line colaboramos con la Fundación Isidora Pertusa para ayudar a muchas personas a superar el hambre.

En Rec Line colaboramos con la Fundación Isidora Pertusa para ayudar a muchas personas a superar el hambre.

Desde nuestras franquicias y tiendas asociadas intentamos aportar nuestro granito de arena con la campaña SOS tus cartuchos de tinta salvan vidas.
Donamos un porcentaje de los cartuchos y tóner que reciclan los clientes en nuestros puntos de venta y tiendas asociadas.
En Rec Line estamos muy orgullosos de nuestros clientes y puntos de venta que nos ayudan a luchar contra la malnutrición de personas sin recursos.

Pasamos a detallar en el Proyecto en el que participamos con nuestras donaciones.

SAHEL3

Continue reading En Rec Line colaboramos con la Fundación Isidora Pertusa para ayudar a muchas personas a superar el hambre.

¿Porqué es importante la seguridad en tu impresora?

Desde siempre, la conexión a internet está sujeta a una serie de riesgos que tenemos que tener controlados. Más aún si hablamos de empresas donde la información suele ser casi siempre confidencial y con documentos que hay que preservar en la más absoluta discreción.

En el entorno ofimático las impresoras conectadas a una red no dejan de ser una puerta de entrada a “invitados no deseados” si no se guardan las debidas precauciones. Por ello, los fabricantes están dedicando tiempo y recursos en evolucionar en el apartado de seguridad como recientemente ha demostrado HP con sus soluciones en JetAdvantage.

¿En qué consiste una buena seguridad? Además de imprimir sistemáticamente, que nuestro equipo sea productivo y rápido la seguridad es un elemento más a la hora de tener en cuenta en nuestro entorno de impresión. Estos nuevos sistemas protegen las impresiones de imágenes reduciendo al máximo el hackeo y sin que el equipo pierda rendimiento. Los fabricantes establecen centros de seguridad añadidos como soporte que aconsejan, realizan análisis e implantan políticas de seguridad mejoradas para ayudar a proteger la impresión. De hecho, en algunas impresoras, se han llegado a instalar 200 protocolos de seguridad distintos.

En los modelos más avanzados y que presentan display leds, se pueden visualizar los riesgos de forma automática. Se busca también reducir el riesgo por brechas de seguridad a la hora de imprimir y escanear en tus dispositivos, así como la evitar el acceso no autorizado a trabajos de impresión confidenciales con un cifrados de seguridad de al menos 256 bits.

En resumen, se trata de cerrar las nuevas vías que la evolución de los equipos de impresión en red abren a los molestos visitantes que pueden hacer de nuestra información privada un caldo de cultivo público.

¿Porqué elegir un cartucho compatible?

Son muchas las veces que te has preguntado el porqué imprimir con un cartucho compatible. Nosotros, desde Rec-line, tenemos una pila de razones por las que puedes confiar en el cartucho compatible.

La primera de ella es por la garantía de compatibilidad. El cartucho compatible que encontrarás en Rec-Line es un cartucho que cumple con toda la normativa en cuestiones de calidad. Por ello, si no cumple los estándares fijados de compatibilidad, no pasa el corte. Apunta bien el modelo de impresora y el modelo de cartucho que utiliza, dirígete a cualquiera de nuestros distribuidores y  pídenoslo.

La garantía de calidad también asegura un rendimiento óptimo del cartucho respetando el número de copias que se sacarían con uno original. No es cierta la leyenda que corre acerca de que los cartuchos compatibles no emiten el mismo número de copias que el original. La capacidad del depósito de tinta es la misma, y se le puede aplicar las mismas medidas de ahorro en impresión como tipos de fuente o calidad de borrador.

Otra de las razones por las que confiar en un cartucho compatible es por una cuestión de ahorro. El coste de un cartucho compatible llega a ser de hasta un 60% menor que el de uno original. El motivo no es otro que la reutilización de materiales para el producto final, lo que ahorra costes de producción.

Y finalmente, acudimos al aspecto ecológico. Cuando compras un cartucho compatible estás apoyando el reciclaje puesto que todos los productos compatibles provienen de la remanufacturación. No tires tus cartuchos, con ello estamos haciendo una labor muy importante cuidando del medio ambiente.

Si tienes más dudas sobre cartuchos compatibles, entra en Rec-Line e infórmate o llámanos. Te esperamos!!

¿Qué hacer cuando un cartucho de tinta se seca?

En la entrada de hoy vamos a comentar un problema muy común para usuarios con impresora de inyección de tinta y que no realizan demasiadas impresiones a lo largo del año; el cartucho seco.

Antes de comenzar con los consejos para recuperar un cartucho seco conviene recordar algunas acciones que os ayudarán a evitar este problema:

1.- Evitar que la impresora esté cerca de la exposición solar durante muchas horas al día y en días continuados. Elige un rincón protegido.

2.- Aunque no tengas documentos que imprimir, por lo menos un par de veces a la semana imprime una hoja de prueba.

3.- Si vas a estar tiempo sin imprimir, como en vacaciones, saca el cartucho y mételo en una bolsita tipo fill con el cabezal protegido con su tapa. En lugar fresco.

Ahora sí. Si no has llevado a término las acciones anteriormente descritas y te encuentras con un cartucho de tinta seco, esto es lo que tendrás que hacer para recuperarlo;

a) Coge un recipiente tipo tupperware o similar y llénalo con agua tibia tirando a caliente. Moja ligeramente el cabezal (por donde sale la tinta) y a continuación repósalo sobre unas toallitas de papel o un Kleenex. Repite este ejercicio un par de veces. Luego sécalo bien, mételo en la impresora e imprime una pág de prueba.

b) Otra manera es la utilizar una pequeña aspiradora de mano. Con el cartucho mirando en posición vertical (como si estuviera en la impresora) sujétalo con la mano mientras apuntas con el pequeño aspirador a la zona trasera y limpia los restos con un kleenex o toallita.

c) Finalmente revisa la tipología de tu cartucho, si tienes un cartucho de esponja o de cabeza abierta y has puesto en práctica alguno de los dos consejos anteriores pero todavía no funciona, el cartucho está muerto. La tinta se secó y se endureció a tal punto que es imposible salvar el cartucho. Si el cabezal es electrónico puede que utilizando alguno de estos métodos no funcione. Si no consigues imprimir, no has podido salvar el cartucho.

Esperemos que os hayan servido nuestras indicaciones. Si te gustó, recomienda!

¿Qué es un equipo multifunción?

Un equipo multifunción, como su propio nombre indica, es el que permite realizar distintos trabajos relacionados con el entorno ofimático. Fotocopiar, imprimir, escanear e incluso actuar como fax. Estos equipos pueden ser tanto de impresión por tinta como de impresión por láser. A la hora de comprar, tenéis que tener en cuenta todas sus características para ver qué es lo que realmente necesitáis en vuestro entorno bien de oficina o bien de tipo estudiantil-escolar.

Con la fotocopiadora podremos realizar copias de nuestros documentos, o bien desde el escáner o desde el alimentador automático de los originales. Es en éste último caso en el que se podrán realizar copias a doble cara leyendo el original de una sola vez (con lector integrado) o bien dando la vuelta al papel. Hay equipos multifunción que tienen disco duro y nos brindará la posibilidad de almacenar el documento que digitalicemos en el escáner para reimprimirlo en el momento que deseemos hacerlo.

La función de impresora permite imprimir cualquier documento que tengamos almacenado en nuestro ordenador o memoria extraíble (USB directo al equipo multifuncional o ranuras para tarjetas SD, MMC, CF…). Aquí entran en juego las conexiones del multifunción al equipo por USB, red cableada o red wifi. En otras entradas anteriores también hemos hablado de APP de los fabricantes para poder imprimir y comunicar nuestros dispositivos móviles con el equipo. El acabado que se le puede dar a lo que imprimamos varía según las características del equipo; perforado (haciendo agujeros en la hoja, plegado, grapado…)

El escáner nos permitirá digitalizar aquello que deseemos para almacenarlo en nuestro PC o bien en el propio equipo multifunción. Lo que digitalicemos lo podremos enviar a una carpeta de red (una carpeta que hayamos compartido en nuestro PC o servidor mediante el protocolo SMB), a un servidor FTP, a un pendrive USB o bien a un correo electrónico directamente (siempre que tengamos configurada esta opción exactamente iguala que en nuestro PC con los datos del servidor SMTP, dirección, usuario, contraseña, puerto…)

La última opción que ofrecen estos dispositivos es la de FAX pero que actualmente está en desuso. En algunos viene incluido y, en otros, es un accesorio opcional que se puede implementar.

Esperamos que con estas explicaciones ya puedas tener claro lo que diferencia a un equipo multifunción de una impresora convencional.

Cómo conectar tu impresora por bluetooth

Una de las cosas que más nos interesa es saber cómo conectar nuestros equipos de impresión.

Hoy os proponemos un pequeño tutorial sobre cómo conectar nuestra impresora por Bluetooth a través de los siguientes pasos:

– Primero tenemos que asegurarnos de que nuestra impresora es compatible con el sistema de Bluetooth. Tenemos que tener en cuenta la exclusividad de equipos informáticos como los Mac de Apple que no permiten conexiones Bluetooth a excepción de otros dispositivos que sean de la compañía de Cupertino. Algunos equipos tienen el sistema integrado y en otros casos puedes comprar uno para adaptarlo a tu impresora.

– Una vez que tienes adaptador tanto en el equipo informático como en la impresora, configúralos.

– Cuando hayas encendido la impresora, abre la opción de dispositivos Bluetooth en tu equipo informático. Suele estar siempre en panel de control.

– Agrega ahora la impresora de manera automática. En opciones marca la opción “Activar detección” y “Permitir que otros equipos Bluetooth se conecten a este equipo”. Después de eso, tanto equipo como impresora se encontrarán de forma automática y empezarán a trabajar.

– Si la prefieres agregar manualmente, en la ventana de dispositivos pincha la opción “Agregar dispositivo” y ejecuta el instalador para darle una ubicación a la impresora. Luego utiliza la opción que te proporciona el asistente para pinchar en “Agregar impresora”. Selecciona la opción de “Impresora Bluetooth” y automáticamente el equipo la encontrará.

Son pasos muy sencillos y que te harán la vida más cómoda. Imprimir sin cables es un lujo que descubrirás y que a buen seguro utilizarás en tu escritorio más habitualmente de lo que piensas.

Impresión 3D vs impresión convencional

En plena era de la explosión en la impresión 3D, nos gustaría dar un punto de vista que pretenda aclarar las ventajas y aplicaciones de uno y otro sistema. Si bien el futuro de la impresión parece que va encaminado al 3D, no conviene olvidar el peso y la importancia que también en el futuro seguirá teniendo la impresión convencional.

La impresión 3D es un modelo de impresión espacial en el que mediante unos patrones tridimensionales indicamos al equipo que elabore la figura o la pieza diseñada en el programa. Se utilizan distintos materiales para poder imprimir en función del tipo de impresora 3D y también en función del uso.

La principal diferencia es que estas impresoras, de momento, no imprimen de manera convencional. Y ahí es donde entran las impresoras más habituales. La tinta o el láser siguen siendo necesarias en tanto en cuanto se sigue teniendo la necesidad de imprimir documentos en papel.

Las aplicaciones de las impresoras 3D son infinitas. Ya conocemos que se pueden imprimir piezas, pero tenemos noticias de coches enteros y de casas fabricadas con esta tecnología. También sabemos que existen impresoras 3D de comida con las que se han imprimido postres o pizzas con materiales comestibles y adaptados a estas máquinas. Y llegando más lejos aún, se están diseñando e imprimiendo partes del cuerpo humano con el fin de utilizarlas en trasplantes.

A pesar de que, sin embargo, las aplicaciones de la impresión convencional son más reducidas siguen existiendo muchas que no pueden ser sustituidas y que no las realizan las impresoras 3D. La burocracia sigue manejándose con documentos impresos, al igual que los distintos manuales de instrucciones de cualquier aparato que compremos, por poner dos ejemplos. Los libros se seguirán imprimiendo, la prensa… a medio y largo plazo la digitalización global de documentos tiene aún un trecho grande que recorrer. Incluso la fotografía se sigue imprimiendo en sistemas convencionales de impresión.

El coste de una impresora 3D, aunque existe ya el low cost en ese sector, sigue siendo elevado. Los recambios y consumibles exactamente igual puesto que se trata de materiales más caros y que se necesitan en mayores cantidades.

En el otro extremo, los precios de las impresoras convencionales y multifunción siguen bajando y manteniéndose muy atractivos. Los consumibles viven una época de esplendor bajo el paraguas de los compatibles que han conseguido reducir hasta el 50% el precio tanto de tóner como de cartuchos.

En resumen, dos sistemas muy distintos pero que conviven perfectamente. Necesidades diferentes, acciones distintas y muchos clientes que cada vez comprenden más que la evolución no está reñida con lo tradicional y que sistemas de impresión convencionales siguen y seguirán teniendo la misma aceptación aún con el auge de un sistema tan impresionante como el 3D.

¿Qué es un sistema de impresión continuo de tinta?

Seguro que en muchas ocasiones habréis escuchado que dentro de los sistemas de impresión de tinta existe la opción de los cartuchos y otra menos habitual pero no por ello menos importante; el sistema continuo de tinta.

Este sistema, a diferencia del cartucho, requiere de un mantenimiento y una limpieza mucho mayor en el caso de que se dañe el cabezal. Se compone de unos depósitos de tinta en negro y otros colores como el rosa, amarillo y azul que a su vez se conectan con una serie de manguitos al dispositivo que envía la tinta al cabezal de impresión.

Actualmente, la empresa que más explota este tipo de sistema es Epson pero otras como Canon o HP ya han empezado. Ésta última incorpora depósitos y mangueras en impresoras especialmente grandes.

Las ventajas de este sistema son varias;

-Por un lado, se puede imprimir un gran número de hojas de manera ininterrumpida.

– Por otro, el cambio de cartucho como tal se reduce drásticamente aunque es cierto que los depósitos suelen ser más caros que el cartucho convencional.

– Al admitir recargas de tinta de manera ilimitada (sólo hasta fin de vida del cartucho), se ahorra en costes.

Las desventajas que podemos encontrarnos son;

– Pueden presentarse obstrucciones en las mangueras de alimentación, lo que conlleva una limpieza adicional del equipo.

– Si no se utiliza la impresora con regularidad, se pueden obstruir los cabezales de impresión. Al menos se debe imprimir tres veces por semana.

– No se puede mover la impresora de lugar por el riesgo a que entre aire en las mangueras y se obstruya el sistema.

– La calidad de la impresión no es la misma que con la del cartucho, pero mantiene los estándares mínimos de calidad sin problema.

Esperamos que este post te haya ayudado a entender algo más del sistema de impresión contínua. Coméntanos tus dudas!