Porqué fiarse de un compatible

Son muchas las preguntas que nos hacen sobre los compatibles y queremos despejar en esta entrada todas las dudas sobre porqué fiarse de un compatible.

En primer lugar, el proceso de fabricación de un compatible es absolutamente transparente y mantiene todas las características del consumible original. A nivel de chips, a nivel de capacidad -en muchos casos hasta más que la del original-, a nivel de rendimiento y a nivel de tecnología.

En cuanto a la precisión y calidad del producto, intactas. La precisión de los textos, la definición de líneas, la velocidad de impresión y otros parámetros que miden las calidades de las copias que salen por la impresora, son las mismas. Otra de las razones de porqué fiarse de un compatible.

Su precio más económico no es sinónimo de falta de calidad. Precisamente este precio obedece a que el proceso de remanufacturación ahorra muchos costes de producción que revierten directamente en el producto. Por ello vamos a encontrar cartuchos compatibles hasta un 60% más baratos, y tóner hasta un 50% más económicos que el original. Incluso, como ya hemos comentado antes, la capacidad de tinta puede ser hasta mayor en muchos casos ofreciendo más, por mucho menos.

Es por tanto, que el coste unitario de impresión sirve como razón adicional del porqué fiarse de un compatible. Al final, haciendo balance y economizando las impresiones con las opciones que dispone nuestra impresora, vamos a comprobar que cada documento que imprimimos es mucho más económico que el anterior.

Finalmente hay que destacar la compatibilidad. Si bien hace unos cuantos años los primeros consumibles podían dar algún problema de compatibilidades con la impresora, actualmente vienen preparados para que sirvan a los modelos que son compatibles con el sistema de impresión que se tenga. Incluso los chips actualizados ya forman parte del proceso de elaboración de los compatibles.