Imprimiendo con láser

Esta semana hemos dedicado en nuestras redes sociales a hablar de la vida imprimiendo con láser. Algunos detalles curiosos, historia y otros elementos que explican mejor este sistema de impresión.

Imprimiendo con láser podría ser el título de un documental, pero lejos de que sea así queremos daros algunos datos curiosos sobre ello.

El creador de este sistema fue Gary Starkweather (no, no es de la casa Stark) allá por la década de los 70, y se comercializó por primera vez en el año 77. Es un dispositivo simple; se trata de un tambor fotoconductor unido a un depósito de tóner y un haz de láser modulado y proyectado por un disco hacia dicho tambor. Cuando el disco gira, se provoca un barrido del láser sobre el tambor quedando ionizadas las zonas sobre las que incide y atrayendo en el interior del toner el polvo ionizado. Luego el tambor entra en contacto con el papel y…voilà! impregna el polvo en las zonas correspondientes, que luego se fija mediante el calor y la presión.

Que imprimiendo con láser tus impresiones van a resultar más eficientes que con el sistema de tinta es una realidad, porque son de muy alta calidad a una velocidad importante medida en términos de páginas por minuto.

Si seguimos hablando de la historia de la impresora láser, hay que atribuir a HP la incorporación del fusor instantáneo. ¿Qué es? pues es una tecnología que sustituye la lámpara halógena por el calentador cerámico eliminando diferencias de aire entre los cilindros mecánicos y el dispositivo de calentamiento. Esto implica que después de implantarse, imprimiendo con láser se obtiene aún más velocidad de impresión y economiza el consumo eléctrico.

Otra de las diferencias que encuentras imprimiendo con láser es que es un sistema más silencioso al no utilizar ventiladores para enfriar. También ahorra dinero por su bajo consumo eléctrico.

Finalmente, otra de las ventajas de disfrutar imprimiendo con láser es la precisión de los textos, la alineación, la definición de los caracteres y la inexistencia de borrones y manchas. Además, con los consumibles compatibles el precio ha dejado de ser un handicap ya que son hasta un 60% más baratos que los originales.

¿Has aprendido algo más sobre la impresión láser? Comparte si te gustó ;)

Consejos para ahorrar gastos de impresión

Desde Rec-line queremos ayudarte con tu empresa y, por ello, en éste artículo te traemos unos útiles consejos para ahorrar gastos con la impresora.

Lo primero es elegir bien la impresora que más nos conviene ya que cada tipo tiene sus ventajas e inconvenientes. Por ejemplo, si en tu empresa se realizan impresiones de pocas páginas pero frecuentes, seguramente la tinta sea la mejor opción ya que consume menos electricidad. Por el contrario, si el volumen de tus documentos es extenso sería más apropiada la tecnología láser por la eficiencia. Al elegir la impresora no es importante sólo el tipo, también sería interesante mirar el gasto energético que supone en reposo, ya que la mayoría de las impresoras permanecen encendidas las 24 horas.

En cuanto al ahorro en costes de papel hay muchas opciones: podemos reducir la calidad del papel para copias internas, reducir el peso del papel en algunas de las impresiones también nos puede ayudar a reducir gastos, y debemos tener en cuenta el uso de papel reciclado que además del ahorro en precio supone un beneficio para el medio ambiente.

Además podemos hacer impresiones a doble cara que nos ahorrará un 50% del papel que necesitemos o, también podemos imprimir varias páginas en una sola, ahorrando tanto tinta como papel.

Para optimizar el uso de tinta lo mejor es estudiar la tecnología de la impresora con detenimiento y elegir la impresora que mejores opciones de ahorro nos ofrezca.

Sin embargo, hay pequeños trucos que podemos aplicar para reducir el uso de tinta como, por ejemplo, elegir cuidadosamente la tipografía con la que redactamos nuestros documentos. Hay tipografías específicamente diseñadas para el ahorro de tinta, como la fuente ECOFONT. Si no nos convencen, podemos usar alguna de las fuentes consideradas normales que utilizan menos tinta que otras como la Garamond o la Courier.

Al igual que hacíamos con el papel, podemos jugar con las diferentes calidades de impresión que nos ofrece la impresora para ahorrar en tinta, al menos en las impresiones de documentos internos.

Para finalizar una serie de consejos generales que nos ayudarán a reducir gastos en tinta, papel y energía:

Revisa los documentos. La vista previa nos ayuda a reducir el número de impresiones erróneas al permitirnos observar cómo quedará el diseño de la impresión.

Imprime sólo lo que necesites. Por ejemplo, si imprimes una web, elimina la publicidad y otras cosas innecesarias antes de imprimir.

Imprime sólo lo imprescindible. Hay alternativas digitales al papel como pasar los documentos a pdf para poder revisarlos en libros electrónicos o tablets. También se pueden establecer cuotas de impresión para evitar el uso indiscriminado de este recurso y, a veces, es suficiente con tener que introducir una clave que nos demore lo suficiente para pararnos a pensar si lo que queremos imprimir es realmente necesario.

Consejos para el cuidado de las impresoras en verano

Llegando esta época estival nos encontramos con consejos para un mejor bronceado, consejos para una comida sana, consejos para sobrellevar el calor, consejos para el hogar en ausencias vacacionales….y, como no podía ser menos, vamos a daros unos pequeños tips para que durante el verano vuestras impresoras no sufran más de lo debido.

En primer lugar hay que tener en cuenta el tiempo que vamos a estar sin utilizar nuestros equipos. Da igual que sean multifunción que equipos menos compactos, los consejos que vamos a dar sirven para ambos tipos de impresoras. El objetivo es preservarlos y cuidarlos de posibles agentes externos que pueden poner en peligro su funcionamiento.

Hay dos factores que resultan importantes y que hay que tener controlados: la exposición al sol y el polvo.

El primero de ellos resulta especialmente peligroso. No debemos mantener nuestros equipos en un lugar cercano a una ventana en la que puedan incidir de manera peligrosa y continuada los rayos solares veraniegos. Las consecuencias del recalentamiento pueden ser nefastas, ya que la excesiva exposición del escáner e impresora al sol puede afectar a los circuitos internos. Para ello, alejaremos de las ventanas o terrazas nuestros equipos si van a estar un tiempo prolongado fuera de circulación.

El calor no sólo supone un problema para las impresoras, sino también para los cartuchos. Si vamos a estar ausentes por un tiempo prolongado y no vamos a utilizar la impresora, es conveniente retirar los cartuchos de tinta y guardarlos en una bolsa de plástico protegiendo el chip con un trapo pequeño. Además, el gesto de guardarlos en un lugar fresco permitirá evitar que se seque si lo dejamos en otro lugar más caluroso.

SOL IMPRESORA REC-LINE

El otro elemento externo que puede dañar la impresora o los equipos multifunción es el polvo. La limpieza de los equipos cuando van a estar una temporada sin ser utilizados es muy importante, ya que evita que las partículas se fijen al chip de reconocimiento o al tóner. En caso de que no se pueda hacer limpieza, sí es recomendable que a la vuelta de las vacaciones se realice una en profundidad antes de comenzar a trabajar con el equipo.

Es también recomendable utilizar una funda de protección en los casos de ausencias prolongadas, para minorar los efectos del polvo.

Por último hay un detalle que también es aconsejable que se lleve a cabo. Desenchufar y desconectar los equipos de la red eléctrica en caso de largos períodos de tiempo de inactividad. Con esto también ayudaremos al ahorro y consumo eléctrico. Esperamos que estos tips os sirvan y, sobre todo, que disfrutéis del verano!