Consejos para el cuidado de las impresoras en verano

Llegando esta época estival nos encontramos con consejos para un mejor bronceado, consejos para una comida sana, consejos para sobrellevar el calor, consejos para el hogar en ausencias vacacionales….y, como no podía ser menos, vamos a daros unos pequeños tips para que durante el verano vuestras impresoras no sufran más de lo debido.

En primer lugar hay que tener en cuenta el tiempo que vamos a estar sin utilizar nuestros equipos. Da igual que sean multifunción que equipos menos compactos, los consejos que vamos a dar sirven para ambos tipos de impresoras. El objetivo es preservarlos y cuidarlos de posibles agentes externos que pueden poner en peligro su funcionamiento.

Hay dos factores que resultan importantes y que hay que tener controlados: la exposición al sol y el polvo.

El primero de ellos resulta especialmente peligroso. No debemos mantener nuestros equipos en un lugar cercano a una ventana en la que puedan incidir de manera peligrosa y continuada los rayos solares veraniegos. Las consecuencias del recalentamiento pueden ser nefastas, ya que la excesiva exposición del escáner e impresora al sol puede afectar a los circuitos internos. Para ello, alejaremos de las ventanas o terrazas nuestros equipos si van a estar un tiempo prolongado fuera de circulación.

El calor no sólo supone un problema para las impresoras, sino también para los cartuchos. Si vamos a estar ausentes por un tiempo prolongado y no vamos a utilizar la impresora, es conveniente retirar los cartuchos de tinta y guardarlos en una bolsa de plástico protegiendo el chip con un trapo pequeño. Además, el gesto de guardarlos en un lugar fresco permitirá evitar que se seque si lo dejamos en otro lugar más caluroso.

SOL IMPRESORA REC-LINE

El otro elemento externo que puede dañar la impresora o los equipos multifunción es el polvo. La limpieza de los equipos cuando van a estar una temporada sin ser utilizados es muy importante, ya que evita que las partículas se fijen al chip de reconocimiento o al tóner. En caso de que no se pueda hacer limpieza, sí es recomendable que a la vuelta de las vacaciones se realice una en profundidad antes de comenzar a trabajar con el equipo.

Es también recomendable utilizar una funda de protección en los casos de ausencias prolongadas, para minorar los efectos del polvo.

Por último hay un detalle que también es aconsejable que se lleve a cabo. Desenchufar y desconectar los equipos de la red eléctrica en caso de largos períodos de tiempo de inactividad. Con esto también ayudaremos al ahorro y consumo eléctrico. Esperamos que estos tips os sirvan y, sobre todo, que disfrutéis del verano!