¿Porqué es importante la seguridad en tu impresora?

Desde siempre, la conexión a internet está sujeta a una serie de riesgos que tenemos que tener controlados. Más aún si hablamos de empresas donde la información suele ser casi siempre confidencial y con documentos que hay que preservar en la más absoluta discreción.

En el entorno ofimático las impresoras conectadas a una red no dejan de ser una puerta de entrada a “invitados no deseados” si no se guardan las debidas precauciones. Por ello, los fabricantes están dedicando tiempo y recursos en evolucionar en el apartado de seguridad como recientemente ha demostrado HP con sus soluciones en JetAdvantage.

¿En qué consiste una buena seguridad? Además de imprimir sistemáticamente, que nuestro equipo sea productivo y rápido la seguridad es un elemento más a la hora de tener en cuenta en nuestro entorno de impresión. Estos nuevos sistemas protegen las impresiones de imágenes reduciendo al máximo el hackeo y sin que el equipo pierda rendimiento. Los fabricantes establecen centros de seguridad añadidos como soporte que aconsejan, realizan análisis e implantan políticas de seguridad mejoradas para ayudar a proteger la impresión. De hecho, en algunas impresoras, se han llegado a instalar 200 protocolos de seguridad distintos.

En los modelos más avanzados y que presentan display leds, se pueden visualizar los riesgos de forma automática. Se busca también reducir el riesgo por brechas de seguridad a la hora de imprimir y escanear en tus dispositivos, así como la evitar el acceso no autorizado a trabajos de impresión confidenciales con un cifrados de seguridad de al menos 256 bits.

En resumen, se trata de cerrar las nuevas vías que la evolución de los equipos de impresión en red abren a los molestos visitantes que pueden hacer de nuestra información privada un caldo de cultivo público.