7 consejos para elegir un buen distribuidor de consumibles

Si eres mayorista de productos informáticos, necesitas tener en cuenta una serie de consejos para ayudarte en la búsqueda del perfecto distribuidor de consumibles para tu negocio.

En primer lugar, tendrás que cerciorarte de que tu distribuidor tenga un producto acorde con la calidad que quieres ofrecer a tus clientes. Para ello averigua si sus productos pasan las exigentes certificaciones de calidad ISO9001, ISO9002 e ISO14001. Todas ellas son las más exigentes y significará que el producto será una garantía para ti.

Capacidad de produción. Tienes que tener claro que tu distribuidor de consumibles va a ser capaz de satisfacer la demanda que tu negocio tenga, y esto pasa por conocer su solvencia en la fabricación del producto. Velocidad del proceso de producción y seguridad sobre su capacidad.

Adaptabilidad. También es importante conocer si tu distribuidor de consumibles va a ser capaz de dar respuesta a tus necesidades en peticiones especiales. Por ejemplo si puede desarrollar para ti un tipo de producto que su producción permita, por volumen y capacidad. Por ejemplo, un cartucho compatible para una determinada marca de impresora pero que tenga una mayor capacidad que la del original.

Distribución. Aunque el proceso de fabricación tenga una velocidad, el transporte y la distribución es importante para poder responder con rapidez a la demanda. El cumplimiento de plazos de envío y entrega es vital para cualquier mayorista, y éste debe ser uno de los puntos importantes a tener en cuenta. 

Precios. Una vez testada la calidad de sus productos y los ítems anteriores, es importante que el rango de precios permita que tus márgenes cumplan con las funciones que debe tener todo beneficio sobre precio de venta: una parte para nuevas compras, otras para salarios y otra de beneficio neto sobre venta. Impuestos a parte. Un distribuidor de consumibles que te ofrezca la posibilidad de que tu P.V.P sea competitivo con la calidad contrastada, lo mejor.

Atención al cliente. Respuestas, eso significa este punto. Que sea capaz de atender tus problemas con prestitud, rapidez y eficacia. No se trata de que sólo trabaje para ti, pero sí de que tenga una capacidad de resolución de problemas alta, hasta donde lleguen los derechos del mayorista para reclamar.

Pagos. Flexibilidad y opciones. Un distribuidor de consumibles capaz de ofrecer distintas alternativas implica solidez y ofrece confianza. Sistemas y formas de pago al alcance de la realidad del negocio del mayorista informático. Transferencia, reembolsos y domiciliación de recibos, el ABC de los pagos. En cuanto a la flexibilidad, los plazos para poder pagar los pedidos según el volumen y cómo pueden ayudar a vuestra empresa en este sentido.

Si has encontrado un distribuidor de consumibles que cumpla todos estos requisitos, ¡enhorabuena! Mantenlo.

Imprimiendo con láser

Esta semana hemos dedicado en nuestras redes sociales a hablar de la vida imprimiendo con láser. Algunos detalles curiosos, historia y otros elementos que explican mejor este sistema de impresión.

Imprimiendo con láser podría ser el título de un documental, pero lejos de que sea así queremos daros algunos datos curiosos sobre ello.

El creador de este sistema fue Gary Starkweather (no, no es de la casa Stark) allá por la década de los 70, y se comercializó por primera vez en el año 77. Es un dispositivo simple; se trata de un tambor fotoconductor unido a un depósito de tóner y un haz de láser modulado y proyectado por un disco hacia dicho tambor. Cuando el disco gira, se provoca un barrido del láser sobre el tambor quedando ionizadas las zonas sobre las que incide y atrayendo en el interior del toner el polvo ionizado. Luego el tambor entra en contacto con el papel y…voilà! impregna el polvo en las zonas correspondientes, que luego se fija mediante el calor y la presión.

Que imprimiendo con láser tus impresiones van a resultar más eficientes que con el sistema de tinta es una realidad, porque son de muy alta calidad a una velocidad importante medida en términos de páginas por minuto.

Si seguimos hablando de la historia de la impresora láser, hay que atribuir a HP la incorporación del fusor instantáneo. ¿Qué es? pues es una tecnología que sustituye la lámpara halógena por el calentador cerámico eliminando diferencias de aire entre los cilindros mecánicos y el dispositivo de calentamiento. Esto implica que después de implantarse, imprimiendo con láser se obtiene aún más velocidad de impresión y economiza el consumo eléctrico.

Otra de las diferencias que encuentras imprimiendo con láser es que es un sistema más silencioso al no utilizar ventiladores para enfriar. También ahorra dinero por su bajo consumo eléctrico.

Finalmente, otra de las ventajas de disfrutar imprimiendo con láser es la precisión de los textos, la alineación, la definición de los caracteres y la inexistencia de borrones y manchas. Además, con los consumibles compatibles el precio ha dejado de ser un handicap ya que son hasta un 60% más baratos que los originales.

¿Has aprendido algo más sobre la impresión láser? Comparte si te gustó ;)

Porqué fiarse de un compatible

Son muchas las preguntas que nos hacen sobre los compatibles y queremos despejar en esta entrada todas las dudas sobre porqué fiarse de un compatible.

En primer lugar, el proceso de fabricación de un compatible es absolutamente transparente y mantiene todas las características del consumible original. A nivel de chips, a nivel de capacidad -en muchos casos hasta más que la del original-, a nivel de rendimiento y a nivel de tecnología.

En cuanto a la precisión y calidad del producto, intactas. La precisión de los textos, la definición de líneas, la velocidad de impresión y otros parámetros que miden las calidades de las copias que salen por la impresora, son las mismas. Otra de las razones de porqué fiarse de un compatible.

Su precio más económico no es sinónimo de falta de calidad. Precisamente este precio obedece a que el proceso de remanufacturación ahorra muchos costes de producción que revierten directamente en el producto. Por ello vamos a encontrar cartuchos compatibles hasta un 60% más baratos, y tóner hasta un 50% más económicos que el original. Incluso, como ya hemos comentado antes, la capacidad de tinta puede ser hasta mayor en muchos casos ofreciendo más, por mucho menos.

Es por tanto, que el coste unitario de impresión sirve como razón adicional del porqué fiarse de un compatible. Al final, haciendo balance y economizando las impresiones con las opciones que dispone nuestra impresora, vamos a comprobar que cada documento que imprimimos es mucho más económico que el anterior.

Finalmente hay que destacar la compatibilidad. Si bien hace unos cuantos años los primeros consumibles podían dar algún problema de compatibilidades con la impresora, actualmente vienen preparados para que sirvan a los modelos que son compatibles con el sistema de impresión que se tenga. Incluso los chips actualizados ya forman parte del proceso de elaboración de los compatibles.

Cómo sacar partido a tu impresora láser

El sistema de impresión láser es uno de los más demandados hoy en día en el mercado de los equipos de impresión. Hay varios motivos que han provocado este auge; por un lado la rapidez a la hora de imprimir, ya que estos sistemas imprimen por regla general más hojas por segundo que los sistemas de tinta. Por otro el volumen de hojas que son capaces de imprimir, muy superiores al del cartucho XL de tinta. Y por último, la aparición de empresas como Rec-Line que han permitido elaborar tóner compatibles a precios muy competitivos llegando a ser hasta un 60% más baratos que el original, lo que ha eliminado la barrera precio a la hora de elegir equipos láser.

Vamos a darte unas pautas que pueden resultarte muy útiles a la hora de sacar el máximo partido a tu impresora láser. Son las siguientes:

– Una vez que has escogido ya tu equipo de impresión láser tienes que optimizar su configuración. Revisa los parámetros de impresión y elige las opciones económicas de imprimir en borrador. Esto te va a permitir alargar aún más la vida útil del tóner.

– Si tu impresora es wifi o tiene bluetooth, conéctala a tus dispositivos móviles para que a través de las app propia de su marca puedas imprimir documentos a distancia o bien desde la nube. Los equipos de nueva generación te abren múltiples posibilidades.

– Revisa los drivers. Es probable que exista una actualización que tu equipo no haya detectado porque sea reciente. Actualizar los drivers de tu impresora y tenerlos al día te va a permitir el óptimo funcionamiento.

– Procura no dejarte encendido el equipo durante un largo período de tiempo. Programa su apagado o apágalo cuando acabes de imprimir. Además de ahorrar en energía, evitarás que tu impresora sufra problemas por subidas de tensión.

– Mantenimiento. El mantenimiento de tu equipo láser es imprescindible. El tóner libera mucha cantidad de polvo que puede ser perjudicial no sólo para tus impresiones. Retira la carcasa, retira el tóner y utiliza una pequeña aspiradora de mano para retirar los restos. Usa spray de limpieza especial para impresoras con un trapo y vigila que no existan restos de papel de atascos anteriores.

Con todos estos tips sacarás el máximo provecho de tu equipo láser, prolongarás su vida útil y conseguirás el mejor rendimiento posible aprovechando sus múltiples posibilidades.

Esperamos que te haya servido!

Consejos para el cuidado de las impresoras en verano

Llegando esta época estival nos encontramos con consejos para un mejor bronceado, consejos para una comida sana, consejos para sobrellevar el calor, consejos para el hogar en ausencias vacacionales….y, como no podía ser menos, vamos a daros unos pequeños tips para que durante el verano vuestras impresoras no sufran más de lo debido.

En primer lugar hay que tener en cuenta el tiempo que vamos a estar sin utilizar nuestros equipos. Da igual que sean multifunción que equipos menos compactos, los consejos que vamos a dar sirven para ambos tipos de impresoras. El objetivo es preservarlos y cuidarlos de posibles agentes externos que pueden poner en peligro su funcionamiento.

Hay dos factores que resultan importantes y que hay que tener controlados: la exposición al sol y el polvo.

El primero de ellos resulta especialmente peligroso. No debemos mantener nuestros equipos en un lugar cercano a una ventana en la que puedan incidir de manera peligrosa y continuada los rayos solares veraniegos. Las consecuencias del recalentamiento pueden ser nefastas, ya que la excesiva exposición del escáner e impresora al sol puede afectar a los circuitos internos. Para ello, alejaremos de las ventanas o terrazas nuestros equipos si van a estar un tiempo prolongado fuera de circulación.

El calor no sólo supone un problema para las impresoras, sino también para los cartuchos. Si vamos a estar ausentes por un tiempo prolongado y no vamos a utilizar la impresora, es conveniente retirar los cartuchos de tinta y guardarlos en una bolsa de plástico protegiendo el chip con un trapo pequeño. Además, el gesto de guardarlos en un lugar fresco permitirá evitar que se seque si lo dejamos en otro lugar más caluroso.

SOL IMPRESORA REC-LINE

El otro elemento externo que puede dañar la impresora o los equipos multifunción es el polvo. La limpieza de los equipos cuando van a estar una temporada sin ser utilizados es muy importante, ya que evita que las partículas se fijen al chip de reconocimiento o al tóner. En caso de que no se pueda hacer limpieza, sí es recomendable que a la vuelta de las vacaciones se realice una en profundidad antes de comenzar a trabajar con el equipo.

Es también recomendable utilizar una funda de protección en los casos de ausencias prolongadas, para minorar los efectos del polvo.

Por último hay un detalle que también es aconsejable que se lleve a cabo. Desenchufar y desconectar los equipos de la red eléctrica en caso de largos períodos de tiempo de inactividad. Con esto también ayudaremos al ahorro y consumo eléctrico. Esperamos que estos tips os sirvan y, sobre todo, que disfrutéis del verano!

Los tres falsos mitos negativos de los cartuchos compatibles

UnknownCuando un producto funciona y es bueno para el usuario, existe una tendencia generalizada a desmitificarlo poniendo sus valores en negativo y tratando de hacer campañas que no se corresponden con la realidad.

Con el lanzamiento del cartucho compatible, que además de ser un producto de calidad es hasta un 60% más barato, se lanzaron ataques desde sectores defensores de los cartuchos originales y que intentaban dañar su imagen tachándolos de poco efectivos y perjudiciales para los equipos, entre otras cosas.

Rec-Line, después de cuidadosos procesos de calidad en la elaboración de sus cartuchos compatibles, puede desmitificar algunas falsas afirmaciones a los usuarios. Tres falsos mitos;

  • Dicen las malas lenguas que los cartuchos compatibles duran menos. FALSO. Los compatibles tienen la misma duración que un cartucho original siempre que se respeten las condiciones ambientales básicas para que no se seque. Igual que el original.
  • Otra de las cosas que se dicen de los compatibles es que rompen los chips de los equipos multifunción. FALSO. Lo único que puede ocurrir es que a algún cartucho compatible tarde en ser reconocido o que funcione sin ser reconocido. Eso implica que no podrás ver los niveles de tinta pero en ningún caso estropea o rompe las impresoras.
  • Los cartuchos compatibles son tan baratos porque son de peor calidad. FALSO. Los cartuchos compatibles vienen de un proceso de fabricación directamente relacionado con el reciclaje. Al no necesitar materiales para su elaboración, el proceso de fabricación permite reducir costes y por ello son más baratos.

Con esto esperamos arrojar luz sobre las dudas que de manera infundada se generan en los usuarios de cartuchos compatibles.

La evolución y el reciclaje permiten adaptar productos a las necesidades de los clientes que consumen cartuchos consumibles. Estamos más que preparados y autorizados para dar el mejor producto compatible para tu impresora como así lo demuestran los controles de calidad presentes en todos nuestros procesos.

Que no te den gato por liebre, nuestros consumibles son de primera!

¿Sustituirá la impresión 3D a la impresión convencional?

En plena efervescencia tecnológica y auge de la impresión 3D, en el sector de la impresión convencional todo el mundo se pregunta: ¿es el fin?

La respuesta es sencilla: NO. Las razones para realizar esta categórica afirmación se encuentran en varios puntos que tienen que ver con las distintas utilidades de uno y otro sistema, los costes, y la viabilidad a la hora de imprimir documentos.

En primer lugar, las impresiones con cartucho de tinta y tóner van a seguir existiendo en el medio y largo plazo. La utilidad de la impresora multifunción, claramente orientada y posicionada para entornos de hogar y ofimáticos, no es otra que la poder obtener los documentos deseados en papel. Por otro lado, la impresora 3D tiene una vocación claramente distinta y lo que pretende es ser el vehículo para copiar o diseñar objetos, piezas y elementos con volumen. Dos sistemas, dos utilidades diferentes. No vienen a sustituirse sino a complementarse.

IMPRESION CONVENCIONAL RECLINE

Hay que tener en cuenta otro aspecto importante a la hora de afirmar el porqué la impresión 3D no va a sustituir a largo plazo a la convencional y no es otro que los costes. Tanto el coste de adquisición de un equipo de impresión 3D como de sus consumibles, va a ser siempre más elevado que el de un equipo multifunción salvo que hablemos de equipos en entornos profesionales donde pueden alcanzarse precios similares (en los consumibles, no).

Por último, destacar que no se han diseñado impresoras 3D que a su vez puedan imprimir documentos. Aunque en el futuro puedan adaptarse equipos 3D para poder imprimir de forma convencional, no parece que sea una herramienta viable por ahora debido a su configuración y proceso productivo.

De lo que no cabe duda es del espectáculo que ofrece este nuevo sistema del que sus múltiples aplicaciones hacen que cada vez sea más aceptado. Prótesis, piezas de recambio, edificios y hasta comida han sido ya creados por impresoras en tres dimensiones.

Y vosotros, ¿qué pensáis? ¿Creéis que los sistemas de cartuchos de inyección de tinta o los tóner van a atravesar por dificultades con la irrupción de la impresión 3D?

Impresión inalámbrica, la tranquilidad de una red de impresión sólida

En plena era tecnológica, la impresión 3D avanza de manera contínua y constante. Pero la impresión doméstica y de oficina no queda relegada a un segundo plano ni mucho menos.

Las facilidades para poder imprimir documentos allí donde uno se encuentre es algo que cada vez valoran más los usuarios. En esta entrada, vamos a explicaros cómo poder imprimir cuando no estéis cerca de vuestra impresora.

Existen diferentes configuraciones para la impresión inalámbrica. Cualquier número de usuarios inalámbricos (o cableados) pueden imprimir mediante el uso de uno de los siguientes escenarios: impresora cableada en red, impresora conectada a un servidor de impresión externo inalámbrico, impresora con función de red inalámbrica o impresora cableada a una computadora en la red (esta es la mejor opción para las impresoras).

Conviene determinar la mejor ubicación para la impresora. A menudo, la situación dicta esto. Si hay varios equipos que comparten la impresora, entonces una ubicación conveniente es lo mejor. Siempre y cuando haya una señal inalámbrica disponible fuerte, en cualquier lugar es bueno.

redes-wi-fi

Ahora es necesario configurar las impresoras en la red cableada. Si la impresora está habilitada para red (lo que significa que tiene incorporado un conector Ethernet), entonces simplemente usando un cable Cat 5 conéctala. Una vez que está en la red, todos los usuarios pueden acceder fácilmente a la impresora.

Se debe utilizar un servidor de impresión inalámbrico si no hay un conector de red (o enrutador) disponible para conectar la impresora. Estos están disponibles tanto para Ethernet como impresoras con conexión USB, por lo que este es un escenario muy común. Antes de conectar la impresora, confirma que el servidor de impresión sea visible en la red.

Configura las impresoras con la función inalámbrica incorporada. Asegúrate de configurar correctamente la dirección TCP/IP, la máscara de subred y la información del enrutador. Algunos modelos te permiten configurar esto directamente en la propia impresora, mientras que otros utilizan software propietario o están diseñados para el uso de un navegador web.

Imprime de forma inalámbrica con una impresora que está conectada a otro equipo, permitiendo “Compartir la impresora” en el equipo anfitrión. Esta es la mejor opción para las impresoras más antiguas que se unen a través de cable paralelo. Nota importante: ¡el equipo anfitrión debe estar conectado a la red!

Agrega la impresora a todos los equipos. Puede utilizar el CD del fabricante, pero una mejor opción es descargar los controladores desde la web, ya que los controladores actualizados tienden a ser más estables. Los usuarios de Windows pueden agregar la impresora dirigiéndose a “Impresoras” desde el “Panel de control”. Los usuarios de Mac agregan la impresora dirigiéndose a “Impresoras y faxes” en las “Preferencias del Sistema”

Esperamos que os haya servido este pequeño tutorial. En cualquier caso, no os olvidéis de utilizar cartuchos compatibles para vuestras impresoras. Cartuchos como los de Rec-Line.