El tóner, cómo cuidarlo

El tóner es una de las partes más importantes en los sistemas de impresión láser. Como ya sabéis se trata de un polvo fino, normalmente de un color negro que se fija al papel mediante atracción electrostática o magnetografía.

Aunque en general tendemos a llamar tóner a toda la pieza que la compone la tinta en polvo, el depósito, la cuchilla limpiadora, el chip del tóner, el depósito de tóner desperdiciado, el rodillo de carga primaria, el cilindro imantado y la unidad de cilindro.

El cuidado del tóner es esencial para el correcto funcionamiento de la impresora láser y de todo el sistema. Se trata de una pieza frágil, aunque pueda parecer lo contrario. Los movimientos bruscos pueden poner en peligro la marcha del sistema.

Para cuidar un tóner a la hora de manipularlo para colocarlo has de hacerlo con cuidado. Retira la protección y colócalo siguiendo al pie de la letra las instrucciones.

A la hora del mantenimiento y limpieza debes retirarlo con cuidado y colocarlo sobre una hoja en blanco. Intenta aspirar con un aspirador de escritorio todos los restos que tenga el tóner y si hay algún papel que pueda entorpecer su labor retíralo.

IMPORTANTE: cuando veas que el tóner va perdiendo capacidad y que los caracteres salen con menos color y más apagados, no intentes agitar de forma brusca el tóner para conseguir que las copias salgan mejor. Es una manera muy habitual por la que el tóner se estropea.

Y finalmente, si quieres cuidar tu tóner tienes que protegerlo de los factores externos que pueden dañarlo como las fuentes de calor excesivas y los líquidos que pueden evitar su correcto funcionamiento.

Aquí tienes una relación de los mejores tóner para tus impresoras láser, si eres de los que gusta de imprimir rápido, y con calidad te servirán todos.

La necesidad de un correcto mantenimiento en nuestra impresora

Si hay algo realmente importante a tener en cuenta cuando disponemos en nuestro entorno de hogar o de oficina de una impresora, es su mantenimiento.

Con el mantenimiento no nos referimos exclusivamente a limpiar el polvo que pueda acumular el aparato en el exterior, según su ubicación. Eso también. Pero realmente el verdadero mantenimiento consta de la limpieza integral del aparato y de sus componentes, tan importantes como los cabezales de impresión por ejemplo.

Y es que si disponemos de una multifunción que no cuidamos, pueden aparecer problemas a la hora de imprimir porque la suciedad estropee los cabezales o porque un pequeño trozo de papel atascado no permita circular correctamente las hojas sobre las que imprimir.

Otro aspecto importante es el de preservar los cartuchos fuera de la impresora en el caso de que pase mucho tiempo entre cada impresión. Tapar los cabezales con los protectores que existen en el mercado y mantenerlos en un lugar en el que no reciban rayos solares, son medidas que preservarán su vida útil.

En las impresoras láser, el polvo de tóner puede acumularse tanto en el interior de la impresora como en el propio tóner y por ello hay que limpiarlo con el mismo esmero que el resto del equipo. Mucho polvo de toner esparcido por el interior de la impresora provoca que nuestras hojas salgan manchadas y que los documentos se impriman de manera deficiente.

REC-LINE BLOG

En definitiva, los pasos recomendados a la hora de realizar un correcto mantenimiento de equipos multifunción ya sean de láser o de tinta es el siguente;

  • Desmontar la carcasa exterior. Limpiar por fuera y por dentro con espuma limpiadora.
  • Utilizar un cepillo de cerdas finas y suaves que permita acceder a todos los rincones del aparato con el fin de eliminar el polvo existente (incluidos los circuitos)
  • Retirar los cartuchos del cabezal de impresión, y limpiar los mismos con un trapo ligeramente humedecido.
  • En las impresoras láser, retiraremos el tóner y procederemos a extraer el polvo de tóner del interior del equipo con una aspiradora de mano pequeña. El tóner lo limpiaremos con un trapo seco.
  • Revisaremos la bandeja de papel con el fin de retirar posibles trozos que produzcan atascos.

Con estos pequeños pasos prolongaremos la vida últil de nuestros equipos y lograremos una impresión más eficiente. No olvidemos también la importancia de las pruebas dentro del software de cada impresora con el fin de utilizar la opción de limpiar cabezales. Esto se debe hacer con una frecuencia mensual.

Esperamos que esta entrada os haya resultado de utilidad. Para más informaciones de consumibles de impresión, entrad en www.rec-line.com

¿Sustituirá la impresión 3D a la impresión convencional?

En plena efervescencia tecnológica y auge de la impresión 3D, en el sector de la impresión convencional todo el mundo se pregunta: ¿es el fin?

La respuesta es sencilla: NO. Las razones para realizar esta categórica afirmación se encuentran en varios puntos que tienen que ver con las distintas utilidades de uno y otro sistema, los costes, y la viabilidad a la hora de imprimir documentos.

En primer lugar, las impresiones con cartucho de tinta y tóner van a seguir existiendo en el medio y largo plazo. La utilidad de la impresora multifunción, claramente orientada y posicionada para entornos de hogar y ofimáticos, no es otra que la poder obtener los documentos deseados en papel. Por otro lado, la impresora 3D tiene una vocación claramente distinta y lo que pretende es ser el vehículo para copiar o diseñar objetos, piezas y elementos con volumen. Dos sistemas, dos utilidades diferentes. No vienen a sustituirse sino a complementarse.

IMPRESION CONVENCIONAL RECLINE

Hay que tener en cuenta otro aspecto importante a la hora de afirmar el porqué la impresión 3D no va a sustituir a largo plazo a la convencional y no es otro que los costes. Tanto el coste de adquisición de un equipo de impresión 3D como de sus consumibles, va a ser siempre más elevado que el de un equipo multifunción salvo que hablemos de equipos en entornos profesionales donde pueden alcanzarse precios similares (en los consumibles, no).

Por último, destacar que no se han diseñado impresoras 3D que a su vez puedan imprimir documentos. Aunque en el futuro puedan adaptarse equipos 3D para poder imprimir de forma convencional, no parece que sea una herramienta viable por ahora debido a su configuración y proceso productivo.

De lo que no cabe duda es del espectáculo que ofrece este nuevo sistema del que sus múltiples aplicaciones hacen que cada vez sea más aceptado. Prótesis, piezas de recambio, edificios y hasta comida han sido ya creados por impresoras en tres dimensiones.

Y vosotros, ¿qué pensáis? ¿Creéis que los sistemas de cartuchos de inyección de tinta o los tóner van a atravesar por dificultades con la irrupción de la impresión 3D?

¿Una ayuda para comprar impresora?

A la hora de comprar impresora, tienes que tener en cuenta muchos factores. No te dejes llevar por marcas, prestaciones increíbles o por modas pasajeras. Elige aquello que te ofrezca justo lo que buscas y necesitas.

Para ayudarte, te ofrecemos estos pequeños consejos;

Elige pensando en tu entorno. No es lo mismo comprar una impresora para tu casa que comprarla para una oficina. Las necesidades de impresión son distintas y eso debe pesar en tu elección. Normalmente el sistema que más se utiliza en los hogares es el de inyección de tinta y el láser en oficinas.

Elige pensando en tu bolsillo. Si bien el precio de las impresoras y equipos multifunción ha bajado mucho los últimos años, el aspecto que más debe preocuparte es el de los consumibles. El precio de un cartucho es sensiblemente inferior al de un tóner. Pero si compras los compatibles de Rec-Line, este punto no debe suponer un problema para ti.

RECLINE OFICINA

Elige pensando en tu equipo. Aunque ya prácticamente todos los sistemas operativos son compatibles, y todos los PC/portátiles también, pregunta antes de adquirir tu impresora si existe algún tipo de incompatibilidad con iOS, Windows o de conectividad inalámbrica. Apple es muy exclusivo en su conectividad bluetooth, por ejemplo.

Elige pensando en futuro. Actualmente existen multitud de dispositivos con los que tu impresora puede interactuar y viceversa. Si eres de los que huye de los cables y quieres imprimir desde cualquier tablet o smartphone que tengas, además desde tu sobremesa o portátil, te vendrá bien una impresora con wifi y/o bluetooth.

Elige pensando en tu espacio. La tendencia a comprar tecnología de gran tamaño muchas veces lleva a errores como comprar TV que luego no caben allí donde queremos colocarlas. Mide bien y piensa dónde vas a ubicar tu nueva impresora, no te lleves sorpresas!

Esperamos que estos pequeños tips te ayuden a elegir el mejor equipo multifunción y que tengáis un fructífero matrimonio.

Impresión inalámbrica, la tranquilidad de una red de impresión sólida

En plena era tecnológica, la impresión 3D avanza de manera contínua y constante. Pero la impresión doméstica y de oficina no queda relegada a un segundo plano ni mucho menos.

Las facilidades para poder imprimir documentos allí donde uno se encuentre es algo que cada vez valoran más los usuarios. En esta entrada, vamos a explicaros cómo poder imprimir cuando no estéis cerca de vuestra impresora.

Existen diferentes configuraciones para la impresión inalámbrica. Cualquier número de usuarios inalámbricos (o cableados) pueden imprimir mediante el uso de uno de los siguientes escenarios: impresora cableada en red, impresora conectada a un servidor de impresión externo inalámbrico, impresora con función de red inalámbrica o impresora cableada a una computadora en la red (esta es la mejor opción para las impresoras).

Conviene determinar la mejor ubicación para la impresora. A menudo, la situación dicta esto. Si hay varios equipos que comparten la impresora, entonces una ubicación conveniente es lo mejor. Siempre y cuando haya una señal inalámbrica disponible fuerte, en cualquier lugar es bueno.

redes-wi-fi

Ahora es necesario configurar las impresoras en la red cableada. Si la impresora está habilitada para red (lo que significa que tiene incorporado un conector Ethernet), entonces simplemente usando un cable Cat 5 conéctala. Una vez que está en la red, todos los usuarios pueden acceder fácilmente a la impresora.

Se debe utilizar un servidor de impresión inalámbrico si no hay un conector de red (o enrutador) disponible para conectar la impresora. Estos están disponibles tanto para Ethernet como impresoras con conexión USB, por lo que este es un escenario muy común. Antes de conectar la impresora, confirma que el servidor de impresión sea visible en la red.

Configura las impresoras con la función inalámbrica incorporada. Asegúrate de configurar correctamente la dirección TCP/IP, la máscara de subred y la información del enrutador. Algunos modelos te permiten configurar esto directamente en la propia impresora, mientras que otros utilizan software propietario o están diseñados para el uso de un navegador web.

Imprime de forma inalámbrica con una impresora que está conectada a otro equipo, permitiendo “Compartir la impresora” en el equipo anfitrión. Esta es la mejor opción para las impresoras más antiguas que se unen a través de cable paralelo. Nota importante: ¡el equipo anfitrión debe estar conectado a la red!

Agrega la impresora a todos los equipos. Puede utilizar el CD del fabricante, pero una mejor opción es descargar los controladores desde la web, ya que los controladores actualizados tienden a ser más estables. Los usuarios de Windows pueden agregar la impresora dirigiéndose a “Impresoras” desde el “Panel de control”. Los usuarios de Mac agregan la impresora dirigiéndose a “Impresoras y faxes” en las “Preferencias del Sistema”

Esperamos que os haya servido este pequeño tutorial. En cualquier caso, no os olvidéis de utilizar cartuchos compatibles para vuestras impresoras. Cartuchos como los de Rec-Line.