El cuidado del cartucho de tinta

Al igual que hace unas semanas hemos escrito sobre cómo podemos cuidar correctamente de nuestro tóner en una impresora de inyección de tinta, hoy lo vamos a hacer para el cartucho de tinta.

Lo fundamental para que un cartucho de tinta dure mucho tiempo y pueda ofrecer el rendimiento por páginas impresas esperado es que se le cuide como debe. Con estos tips esperamos ayudarte a conseguirlo:

Conserva el cartucho en un lugar ajeno a temperaturas extremas. Es decir, que la impresora no esté expuesta a fuentes de calor como radiadores o junto a la ventana donde incida mucho el sol. Tanto el calor como el frío son malos compañeros de viaje del cartucho.

No pases largas temporadas sin imprimir. Y si va a ser así, saca el cartucho de la impresora, guárdalo en una bolsa al vacío y protege su cabezal. Así evitaremos que se seque. Si el tiempo que pasa es una semana entre impresión e impresión, no hace falta que lo guardes; imprime una página de prueba cada tres días para que el cartucho tenga actividad y no tenga el problema de que se seque el cabezal.

Limpia el cartucho de vez en cuando. En una tapa de bote de conserva echa agua tibia e introduce el cabezal para posteriormente limpiarlo con un papel seco y con suaves toques. Así eliminas pequeños restos que puedan entorpecer tus impresiones.

Alinea correctamente el cartucho cada cierto tiempo, con esto conseguirás mejores impresiones sin que se descentren las líneas. Y, además, cuando veas que se vaya terminando su nivel de tinta no lo golpees ni lo sacudas esperando que te de más de lo que le queda, ¡así lo estropeas del todo!

Esperamos que te hayan servido. Si tienes cualquier duda sobre este tema o cualquier otro relacionado con la impresión o impresoras no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

El tóner, cómo cuidarlo

El tóner es una de las partes más importantes en los sistemas de impresión láser. Como ya sabéis se trata de un polvo fino, normalmente de un color negro que se fija al papel mediante atracción electrostática o magnetografía.

Aunque en general tendemos a llamar tóner a toda la pieza que la compone la tinta en polvo, el depósito, la cuchilla limpiadora, el chip del tóner, el depósito de tóner desperdiciado, el rodillo de carga primaria, el cilindro imantado y la unidad de cilindro.

El cuidado del tóner es esencial para el correcto funcionamiento de la impresora láser y de todo el sistema. Se trata de una pieza frágil, aunque pueda parecer lo contrario. Los movimientos bruscos pueden poner en peligro la marcha del sistema.

Para cuidar un tóner a la hora de manipularlo para colocarlo has de hacerlo con cuidado. Retira la protección y colócalo siguiendo al pie de la letra las instrucciones.

A la hora del mantenimiento y limpieza debes retirarlo con cuidado y colocarlo sobre una hoja en blanco. Intenta aspirar con un aspirador de escritorio todos los restos que tenga el tóner y si hay algún papel que pueda entorpecer su labor retíralo.

IMPORTANTE: cuando veas que el tóner va perdiendo capacidad y que los caracteres salen con menos color y más apagados, no intentes agitar de forma brusca el tóner para conseguir que las copias salgan mejor. Es una manera muy habitual por la que el tóner se estropea.

Y finalmente, si quieres cuidar tu tóner tienes que protegerlo de los factores externos que pueden dañarlo como las fuentes de calor excesivas y los líquidos que pueden evitar su correcto funcionamiento.

Aquí tienes una relación de los mejores tóner para tus impresoras láser, si eres de los que gusta de imprimir rápido, y con calidad te servirán todos.

Imprimiendo con láser

Esta semana hemos dedicado en nuestras redes sociales a hablar de la vida imprimiendo con láser. Algunos detalles curiosos, historia y otros elementos que explican mejor este sistema de impresión.

Imprimiendo con láser podría ser el título de un documental, pero lejos de que sea así queremos daros algunos datos curiosos sobre ello.

El creador de este sistema fue Gary Starkweather (no, no es de la casa Stark) allá por la década de los 70, y se comercializó por primera vez en el año 77. Es un dispositivo simple; se trata de un tambor fotoconductor unido a un depósito de tóner y un haz de láser modulado y proyectado por un disco hacia dicho tambor. Cuando el disco gira, se provoca un barrido del láser sobre el tambor quedando ionizadas las zonas sobre las que incide y atrayendo en el interior del toner el polvo ionizado. Luego el tambor entra en contacto con el papel y…voilà! impregna el polvo en las zonas correspondientes, que luego se fija mediante el calor y la presión.

Que imprimiendo con láser tus impresiones van a resultar más eficientes que con el sistema de tinta es una realidad, porque son de muy alta calidad a una velocidad importante medida en términos de páginas por minuto.

Si seguimos hablando de la historia de la impresora láser, hay que atribuir a HP la incorporación del fusor instantáneo. ¿Qué es? pues es una tecnología que sustituye la lámpara halógena por el calentador cerámico eliminando diferencias de aire entre los cilindros mecánicos y el dispositivo de calentamiento. Esto implica que después de implantarse, imprimiendo con láser se obtiene aún más velocidad de impresión y economiza el consumo eléctrico.

Otra de las diferencias que encuentras imprimiendo con láser es que es un sistema más silencioso al no utilizar ventiladores para enfriar. También ahorra dinero por su bajo consumo eléctrico.

Finalmente, otra de las ventajas de disfrutar imprimiendo con láser es la precisión de los textos, la alineación, la definición de los caracteres y la inexistencia de borrones y manchas. Además, con los consumibles compatibles el precio ha dejado de ser un handicap ya que son hasta un 60% más baratos que los originales.

¿Has aprendido algo más sobre la impresión láser? Comparte si te gustó ;)

Algunas cosas que se pueden hacer con una impresora, ¿las conocías?

Hoy en día prácticamente todo el mundo utiliza una impresora casi a diario. Sin embargo, la mayoría  se limitan a imprimir documentos de texto o alguna que otra imagen. Desde Rec-line os traemos otras cosas que podemos hacer con nuestra impresora para sacarle partido.

  1. Imprimir fotografías.

Puede parecer obvio, ¿no? Sin embargo, nos estamos refiriendo a imprimir fotos de alta calidad sin necesidad de ayuda de un profesional. Lo único que necesita es una buena impresora, papel de calidad fotográfica y ganas de experimentar como les mostramos en el anterior artículo (“Imprimir tus proias fotos en casa“).

  1. Crear etiquetas.

Es posible que supiera que puede crear etiquetas, pero seguramente no sabía la gran variedad de etiquetas que puede crear. Básicamente se puede etiquetar cualquier cosa, desde una carátula de CD hasta un sobre pasando por archivadores, carpetas, paquetes, etc. lo único que se necesita es una impresora, tinta y hojas de etiquetas.

  1. Compartir

Si tiene más de un ordenador en casa o en la oficina no es necesario tener una impresora para cada uno ya que se puede configurar de forma fácil una red inalámbrica que permita conectar todos sus equipos con su impresora.

  1. Membretes

Tanto si perteneces a una empresa y necesitas enviar mucha correspondencia, como si simplemente te gusta mucho enviar cartas, puedes crear una plantilla de membrete e imprimir tantas copias como necesites de éste para tenerlas preparadas para enviar.

  1. Imprimir su propio calendario

Puede crear y editar a su gusto un calendario personalizado con las fechas que sean importantes para usted, con sus propias fotografías, incluso imprimiéndolo en el último momento con las adiciones que necesite como citas o reuniones.

  1. Hacer un boletín de noticias

Tanto si quiere que toda la empresa esté al tanto de las últimas novedades como si quiere hacer una actividad en familia, crear un boletín de noticias puede ser una idea interesante. Sólo tendrá que escoger una plantilla que le guste, añadir sus fotos y textos, de lo que se pueden encargar diferentes miembros del equipo. Por último, sólo quedará elegir un papel adecuado a nuestras necesidades, imprimirlo y hacérselo llegar a nuestros lectores.

  1. Cree su álbum de recortes

Puede crear uno de esos álbumes de recortes que están tan de moda sin necesidad de usar tijeras y pegamento. Sólo tiene que elegir una plantilla que le guste y colocar las imágenes y artículos del evento, colocarlo como más le guste y tan sólo quedará imprimir su álbum de recuerdos personalizado y fácil de crear.

  1. Crear sus propios materiales promocionales

Si usted tiene su propio negocio puede sacarle mucho provecho a su impresora haciendo su propio material promocional. Usted puede imprimir tarjetas de visita, membretes, boletines de prensa o incluso, puede desarrollar sus propias campañas de marketing y ser su relaciones públicas particular.

  1. Crear proyectos para sus hijos

Si usted tiene niños, una impresora puede ser una herramienta muy útil. Basta pensar en todas las cosas interesantes que puede crear, buscar e imprimir para ellos. Se puede crear un libro para colorear de dibujos, hacer un puzzle de una imagen o incluso puede ayudarles a hacer un collage de sus fotos favoritas en el ordenador y luego imprimirlo para su visualización. Las opciones son ilimitadas.

  1. Dar a sus ojos un descanso

Al leer una gran cantidad de texto en la pantalla retroiluminada del ordenador o la tablet puede contribuir a problemas de salud como la fatiga o sequedad ocular, irritación, dolores de cabeza, etc. En lugar de leer todo el tiempo en la pantalla, puede imprimir algunos de los documentos que necesita leer y sentarse en algún lugar cómo para relajarse y darle un respiro a sus ojos del exceso de trabajo.

 

¿Porqué elegir un cartucho compatible?

Son muchas las veces que te has preguntado el porqué imprimir con un cartucho compatible. Nosotros, desde Rec-line, tenemos una pila de razones por las que puedes confiar en el cartucho compatible.

La primera de ella es por la garantía de compatibilidad. El cartucho compatible que encontrarás en Rec-Line es un cartucho que cumple con toda la normativa en cuestiones de calidad. Por ello, si no cumple los estándares fijados de compatibilidad, no pasa el corte. Apunta bien el modelo de impresora y el modelo de cartucho que utiliza, dirígete a cualquiera de nuestros distribuidores y  pídenoslo.

La garantía de calidad también asegura un rendimiento óptimo del cartucho respetando el número de copias que se sacarían con uno original. No es cierta la leyenda que corre acerca de que los cartuchos compatibles no emiten el mismo número de copias que el original. La capacidad del depósito de tinta es la misma, y se le puede aplicar las mismas medidas de ahorro en impresión como tipos de fuente o calidad de borrador.

Otra de las razones por las que confiar en un cartucho compatible es por una cuestión de ahorro. El coste de un cartucho compatible llega a ser de hasta un 60% menor que el de uno original. El motivo no es otro que la reutilización de materiales para el producto final, lo que ahorra costes de producción.

Y finalmente, acudimos al aspecto ecológico. Cuando compras un cartucho compatible estás apoyando el reciclaje puesto que todos los productos compatibles provienen de la remanufacturación. No tires tus cartuchos, con ello estamos haciendo una labor muy importante cuidando del medio ambiente.

Si tienes más dudas sobre cartuchos compatibles, entra en Rec-Line e infórmate o llámanos. Te esperamos!!

¿Qué hacer cuando un cartucho de tinta se seca?

En la entrada de hoy vamos a comentar un problema muy común para usuarios con impresora de inyección de tinta y que no realizan demasiadas impresiones a lo largo del año; el cartucho seco.

Antes de comenzar con los consejos para recuperar un cartucho seco conviene recordar algunas acciones que os ayudarán a evitar este problema:

1.- Evitar que la impresora esté cerca de la exposición solar durante muchas horas al día y en días continuados. Elige un rincón protegido.

2.- Aunque no tengas documentos que imprimir, por lo menos un par de veces a la semana imprime una hoja de prueba.

3.- Si vas a estar tiempo sin imprimir, como en vacaciones, saca el cartucho y mételo en una bolsita tipo fill con el cabezal protegido con su tapa. En lugar fresco.

Ahora sí. Si no has llevado a término las acciones anteriormente descritas y te encuentras con un cartucho de tinta seco, esto es lo que tendrás que hacer para recuperarlo;

a) Coge un recipiente tipo tupperware o similar y llénalo con agua tibia tirando a caliente. Moja ligeramente el cabezal (por donde sale la tinta) y a continuación repósalo sobre unas toallitas de papel o un Kleenex. Repite este ejercicio un par de veces. Luego sécalo bien, mételo en la impresora e imprime una pág de prueba.

b) Otra manera es la utilizar una pequeña aspiradora de mano. Con el cartucho mirando en posición vertical (como si estuviera en la impresora) sujétalo con la mano mientras apuntas con el pequeño aspirador a la zona trasera y limpia los restos con un kleenex o toallita.

c) Finalmente revisa la tipología de tu cartucho, si tienes un cartucho de esponja o de cabeza abierta y has puesto en práctica alguno de los dos consejos anteriores pero todavía no funciona, el cartucho está muerto. La tinta se secó y se endureció a tal punto que es imposible salvar el cartucho. Si el cabezal es electrónico puede que utilizando alguno de estos métodos no funcione. Si no consigues imprimir, no has podido salvar el cartucho.

Esperemos que os hayan servido nuestras indicaciones. Si te gustó, recomienda!

¿Qué es un equipo multifunción?

Un equipo multifunción, como su propio nombre indica, es el que permite realizar distintos trabajos relacionados con el entorno ofimático. Fotocopiar, imprimir, escanear e incluso actuar como fax. Estos equipos pueden ser tanto de impresión por tinta como de impresión por láser. A la hora de comprar, tenéis que tener en cuenta todas sus características para ver qué es lo que realmente necesitáis en vuestro entorno bien de oficina o bien de tipo estudiantil-escolar.

Con la fotocopiadora podremos realizar copias de nuestros documentos, o bien desde el escáner o desde el alimentador automático de los originales. Es en éste último caso en el que se podrán realizar copias a doble cara leyendo el original de una sola vez (con lector integrado) o bien dando la vuelta al papel. Hay equipos multifunción que tienen disco duro y nos brindará la posibilidad de almacenar el documento que digitalicemos en el escáner para reimprimirlo en el momento que deseemos hacerlo.

La función de impresora permite imprimir cualquier documento que tengamos almacenado en nuestro ordenador o memoria extraíble (USB directo al equipo multifuncional o ranuras para tarjetas SD, MMC, CF…). Aquí entran en juego las conexiones del multifunción al equipo por USB, red cableada o red wifi. En otras entradas anteriores también hemos hablado de APP de los fabricantes para poder imprimir y comunicar nuestros dispositivos móviles con el equipo. El acabado que se le puede dar a lo que imprimamos varía según las características del equipo; perforado (haciendo agujeros en la hoja, plegado, grapado…)

El escáner nos permitirá digitalizar aquello que deseemos para almacenarlo en nuestro PC o bien en el propio equipo multifunción. Lo que digitalicemos lo podremos enviar a una carpeta de red (una carpeta que hayamos compartido en nuestro PC o servidor mediante el protocolo SMB), a un servidor FTP, a un pendrive USB o bien a un correo electrónico directamente (siempre que tengamos configurada esta opción exactamente iguala que en nuestro PC con los datos del servidor SMTP, dirección, usuario, contraseña, puerto…)

La última opción que ofrecen estos dispositivos es la de FAX pero que actualmente está en desuso. En algunos viene incluido y, en otros, es un accesorio opcional que se puede implementar.

Esperamos que con estas explicaciones ya puedas tener claro lo que diferencia a un equipo multifunción de una impresora convencional.

Cómo conectar tu impresora por bluetooth

Una de las cosas que más nos interesa es saber cómo conectar nuestros equipos de impresión.

Hoy os proponemos un pequeño tutorial sobre cómo conectar nuestra impresora por Bluetooth a través de los siguientes pasos:

– Primero tenemos que asegurarnos de que nuestra impresora es compatible con el sistema de Bluetooth. Tenemos que tener en cuenta la exclusividad de equipos informáticos como los Mac de Apple que no permiten conexiones Bluetooth a excepción de otros dispositivos que sean de la compañía de Cupertino. Algunos equipos tienen el sistema integrado y en otros casos puedes comprar uno para adaptarlo a tu impresora.

– Una vez que tienes adaptador tanto en el equipo informático como en la impresora, configúralos.

– Cuando hayas encendido la impresora, abre la opción de dispositivos Bluetooth en tu equipo informático. Suele estar siempre en panel de control.

– Agrega ahora la impresora de manera automática. En opciones marca la opción “Activar detección” y “Permitir que otros equipos Bluetooth se conecten a este equipo”. Después de eso, tanto equipo como impresora se encontrarán de forma automática y empezarán a trabajar.

– Si la prefieres agregar manualmente, en la ventana de dispositivos pincha la opción “Agregar dispositivo” y ejecuta el instalador para darle una ubicación a la impresora. Luego utiliza la opción que te proporciona el asistente para pinchar en “Agregar impresora”. Selecciona la opción de “Impresora Bluetooth” y automáticamente el equipo la encontrará.

Son pasos muy sencillos y que te harán la vida más cómoda. Imprimir sin cables es un lujo que descubrirás y que a buen seguro utilizarás en tu escritorio más habitualmente de lo que piensas.

¿Qué es un sistema de impresión continuo de tinta?

Seguro que en muchas ocasiones habréis escuchado que dentro de los sistemas de impresión de tinta existe la opción de los cartuchos y otra menos habitual pero no por ello menos importante; el sistema continuo de tinta.

Este sistema, a diferencia del cartucho, requiere de un mantenimiento y una limpieza mucho mayor en el caso de que se dañe el cabezal. Se compone de unos depósitos de tinta en negro y otros colores como el rosa, amarillo y azul que a su vez se conectan con una serie de manguitos al dispositivo que envía la tinta al cabezal de impresión.

Actualmente, la empresa que más explota este tipo de sistema es Epson pero otras como Canon o HP ya han empezado. Ésta última incorpora depósitos y mangueras en impresoras especialmente grandes.

Las ventajas de este sistema son varias;

-Por un lado, se puede imprimir un gran número de hojas de manera ininterrumpida.

– Por otro, el cambio de cartucho como tal se reduce drásticamente aunque es cierto que los depósitos suelen ser más caros que el cartucho convencional.

– Al admitir recargas de tinta de manera ilimitada (sólo hasta fin de vida del cartucho), se ahorra en costes.

Las desventajas que podemos encontrarnos son;

– Pueden presentarse obstrucciones en las mangueras de alimentación, lo que conlleva una limpieza adicional del equipo.

– Si no se utiliza la impresora con regularidad, se pueden obstruir los cabezales de impresión. Al menos se debe imprimir tres veces por semana.

– No se puede mover la impresora de lugar por el riesgo a que entre aire en las mangueras y se obstruya el sistema.

– La calidad de la impresión no es la misma que con la del cartucho, pero mantiene los estándares mínimos de calidad sin problema.

Esperamos que este post te haya ayudado a entender algo más del sistema de impresión contínua. Coméntanos tus dudas!

Imprimir con AirPrint

En la entrada de hoy vamos a hablar sobre la impresión con AirPrint, la aplicación/programa que permite a los usuarios de Apple lanzar sus documentos a la impresora que tengan asociada a sus equipos.

AirPrint es una aplicación por la que, de manera inalámbrica y a través de wifi, vamos a poder imprimir cualquier documento que enviemos desde nuestro dispositivo de la manzana a la impresora. Lo primero que debemos hacer es cerciorarnos de que la impresora esté conectada a la misma red que el dispositivo iOS o Mac. Después, con la AirPrint, seleccionaremos como favorita la impresora en la que empezaremos a trabajar.

Una vez asociada, cuando nos encontremos en la app desde la que queramos imprimir (con el documento abierto) pincharemos en la opción compartir y ahí nos aparecerá la opción de imprimir. A continuación seleccionaremos la impresora que hemos asociado y diremos el número de copias que deseamos. Tendremos que estar a una distancia suficiente que permita estar bajo el mismo wifi y que tanto la impresora como el dispositivo iOS estén conectados a dicha red.

Para imprimir desde nuestro Mac tendremos que tener en cuenta las siguientes cosas que se suman a lo ya escrito:

– Además de las consideraciones anteriores, tendremos que tener actualizado el software del MAC.

– Es muy probable que tengamos que conectar primero el MAC a la impresora por USB con el fin de que reconozca el equipo y después puedan compartir tanto red como wifi.

No utilices los drivers del disco que venga con la impresora. Actualízalo de manera automática y sigue las instrucciones de instalación.

Las ventajas y posibilidades que nos ofrece el poder imprimir vía wifi son muchas. Podemos estar con nuestro MAC en otra estancia diferente a la de la impresora y enviarle los archivos sin necesidad de una conexión por cable. También podremos hacerlo desde nuestro iPad o iPhone en las condiciones que os hemos expuesto; fotos, documentos en distintos formatos…

Existen otros programas de los que ya os explicaremos con detalle cómo utilizar válido para otras plataformas como Android o Blackberry pero, de momento, este no es mal aperitivo.

Esperamos que os sirva!!