Los tres falsos mitos negativos de los cartuchos compatibles

UnknownCuando un producto funciona y es bueno para el usuario, existe una tendencia generalizada a desmitificarlo poniendo sus valores en negativo y tratando de hacer campañas que no se corresponden con la realidad.

Con el lanzamiento del cartucho compatible, que además de ser un producto de calidad es hasta un 60% más barato, se lanzaron ataques desde sectores defensores de los cartuchos originales y que intentaban dañar su imagen tachándolos de poco efectivos y perjudiciales para los equipos, entre otras cosas.

Rec-Line, después de cuidadosos procesos de calidad en la elaboración de sus cartuchos compatibles, puede desmitificar algunas falsas afirmaciones a los usuarios. Tres falsos mitos;

  • Dicen las malas lenguas que los cartuchos compatibles duran menos. FALSO. Los compatibles tienen la misma duración que un cartucho original siempre que se respeten las condiciones ambientales básicas para que no se seque. Igual que el original.
  • Otra de las cosas que se dicen de los compatibles es que rompen los chips de los equipos multifunción. FALSO. Lo único que puede ocurrir es que a algún cartucho compatible tarde en ser reconocido o que funcione sin ser reconocido. Eso implica que no podrás ver los niveles de tinta pero en ningún caso estropea o rompe las impresoras.
  • Los cartuchos compatibles son tan baratos porque son de peor calidad. FALSO. Los cartuchos compatibles vienen de un proceso de fabricación directamente relacionado con el reciclaje. Al no necesitar materiales para su elaboración, el proceso de fabricación permite reducir costes y por ello son más baratos.

Con esto esperamos arrojar luz sobre las dudas que de manera infundada se generan en los usuarios de cartuchos compatibles.

La evolución y el reciclaje permiten adaptar productos a las necesidades de los clientes que consumen cartuchos consumibles. Estamos más que preparados y autorizados para dar el mejor producto compatible para tu impresora como así lo demuestran los controles de calidad presentes en todos nuestros procesos.

Que no te den gato por liebre, nuestros consumibles son de primera!

Las ventajas del cartucho compatible

En el mundo de las impresoras, los consumibles suponen un gasto más importante que el desembolso a la hora de comprar el sistema multifunción. Si tenemos en cuenta que las impresoras de inyección de tinta requieren una media de entre 3 y 5 cartuchos anuales, dependiendo el volumen de impresión, nos vamos a un presupuesto anual de entre 70-100€ en reposición de consumibles es probable que nuestra impresora costara esos 70 euros. Si además estimamos la vida útil de nuestra impresora en una media de 5 años, habremos gastado en consumibles entre cinco y siete veces más de lo que pagamos por ella.

Aunque pueda parecer una análisis demasiado superficial refleja perfectamente la importancia del gasto en consumibles para nuestros equipos de impresión.

Un cartucho compatible, fabricado para sustituir al de las marcas originales, es la solución más práctica para “ahorrar” consumiendo tinta. Utilizando técnicas relacionadas con la remanufacturación y el reciclaje, se regeneran cartuchos con una puesta en marcha óptima y con una calidad de impresión prácticamente idéntica al del original. Imprime el mismo número de páginas y tiene la misma duración, pero su precio es hasta un 50% menos que el del original.

En nuestro ejemplo anterior, al año la media sería de 40-60 euros anuales en gasto de consumibles compatibles. Una “pequeña” diferencia, ¿no?

Unknown

Otro de los aspectos que sensibilizan mucho a la hora de escoger un cartucho compatible es el componente medioambiental. Un cartucho tarda en biodegradarse más de 100 años, lo que significa que las sustancias químicas nocivas que lo componen se liberan de manera constante durante mucho, mucho tiempo. Por otro lado, el empleo de recursos naturales es importante. Se utilizan aproximadamente dos litros de petróleo en la fabricación de cada cartucho, con la consiguiente merma de los recursos naturales.

Con el reciclaje y remanufacturación de cartuchos estamos evitando que el impacto en el medioambiente sea mayor, estamos siendo eficientes con los recursos y también estamos siendo solidarios con el esfuerzo a la hora de depositar los viejos cartuchos en los lugares habilitados a tal efecto.

Finalmente hay que destacar que otra de las ventajas del cartucho compatible no es otra que la facilidad para poder encontrar el modelo de cartucho que se ajusta a cada impresora del mercado. No es sencillo encontrar determinados cartuchos para según que modelo de impresora más o menos actual, pero con el sistema de remanufacturación y reciclado la variedad es tan grande que se acaba encontrando el modelo que se precisa.

Así que ya sabes, compra compatibles!! Compra Rec-Line

Sobre ecología, medio ambiente e impresión

La política de conservación para el medio ambiente cada vez tiene más presencia en el mundo empresarial. No sólo se premian las medidas respetuosas con el mismo sino que la ley endurece penas para aquellas entidades que no cumplan en sus procesos con un justo equilibrio entre producción, residuos y medio ambiente.

En el mundo de la tecnología tenemos claros ejemplos del impacto que podría tener en el medio ambiente productos y desechos no reciclados como teléfonos móviles, baterías, portátiles y, cómo no, los cartuchos y tóner como consumibles informáticos.

En el caso de los cartuchos y los tóner hay que tener en cuenta su doble impacto en el medio ambiente. Por un lado, en la fabricación de un simple cartucho de tinta se utilizan casi dos litros de petróleo en sus componentes. No sólo tinta, sino el material plástico que contiene cada uno de las piezas que conforman el cartucho. Reciclando, evitamos que se vayan agotando las reservas naturales de petróleo en todo el mundo mostrando así la solidaridad con nuestro planeta.

CARTUCHOS REC LINE

En el proceso de remanufacturación de cartuchos, se limpian y ponen como nuevos esos cartuchos reciclados para un uso garantizado y de calidad máxima.

Por otro lado un cartucho tarda casi 100 años en biodegradarse, antojándose imprescindible un buen reciclado y una conciencia clara para evitar que sus componentes contaminen por arrojarse a vertederos y otros parajes naturales.

Si lo que buscamos es un proceso ecológico completo, es recomendable el uso de papel reciclado para imprimir. Ya no tiene porqué ser del color oscuro de hace unos años puesto que diversas técnicas nos permiten tener papel blanco reciclado. Con ello estamos evitando talas innecesarias de árboles.

Además, el papel reciclado tiene el gramaje adecuado para imprimir siendo un producto altamente competitivo y con el que estamos ayudando a preservar los entornos naturales.

Si quieres colaborar con nosotros en el proceso de reciclaje y con ello además ayudar al proyecto común que estamos desarrollando con la fundación Isidora Pertusa, entra en http://www.rec-line.com/es/tus-cartuchos-vacios-salvan-vidas.html y dirígete a cualquiera de los centros asociados y franquicias Rec-Line. Con un cartucho que deposites, ya estás salvando vidas.

PERTUSA REC-LINE

Impresión inalámbrica, la tranquilidad de una red de impresión sólida

En plena era tecnológica, la impresión 3D avanza de manera contínua y constante. Pero la impresión doméstica y de oficina no queda relegada a un segundo plano ni mucho menos.

Las facilidades para poder imprimir documentos allí donde uno se encuentre es algo que cada vez valoran más los usuarios. En esta entrada, vamos a explicaros cómo poder imprimir cuando no estéis cerca de vuestra impresora.

Existen diferentes configuraciones para la impresión inalámbrica. Cualquier número de usuarios inalámbricos (o cableados) pueden imprimir mediante el uso de uno de los siguientes escenarios: impresora cableada en red, impresora conectada a un servidor de impresión externo inalámbrico, impresora con función de red inalámbrica o impresora cableada a una computadora en la red (esta es la mejor opción para las impresoras).

Conviene determinar la mejor ubicación para la impresora. A menudo, la situación dicta esto. Si hay varios equipos que comparten la impresora, entonces una ubicación conveniente es lo mejor. Siempre y cuando haya una señal inalámbrica disponible fuerte, en cualquier lugar es bueno.

redes-wi-fi

Ahora es necesario configurar las impresoras en la red cableada. Si la impresora está habilitada para red (lo que significa que tiene incorporado un conector Ethernet), entonces simplemente usando un cable Cat 5 conéctala. Una vez que está en la red, todos los usuarios pueden acceder fácilmente a la impresora.

Se debe utilizar un servidor de impresión inalámbrico si no hay un conector de red (o enrutador) disponible para conectar la impresora. Estos están disponibles tanto para Ethernet como impresoras con conexión USB, por lo que este es un escenario muy común. Antes de conectar la impresora, confirma que el servidor de impresión sea visible en la red.

Configura las impresoras con la función inalámbrica incorporada. Asegúrate de configurar correctamente la dirección TCP/IP, la máscara de subred y la información del enrutador. Algunos modelos te permiten configurar esto directamente en la propia impresora, mientras que otros utilizan software propietario o están diseñados para el uso de un navegador web.

Imprime de forma inalámbrica con una impresora que está conectada a otro equipo, permitiendo “Compartir la impresora” en el equipo anfitrión. Esta es la mejor opción para las impresoras más antiguas que se unen a través de cable paralelo. Nota importante: ¡el equipo anfitrión debe estar conectado a la red!

Agrega la impresora a todos los equipos. Puede utilizar el CD del fabricante, pero una mejor opción es descargar los controladores desde la web, ya que los controladores actualizados tienden a ser más estables. Los usuarios de Windows pueden agregar la impresora dirigiéndose a “Impresoras” desde el “Panel de control”. Los usuarios de Mac agregan la impresora dirigiéndose a “Impresoras y faxes” en las “Preferencias del Sistema”

Esperamos que os haya servido este pequeño tutorial. En cualquier caso, no os olvidéis de utilizar cartuchos compatibles para vuestras impresoras. Cartuchos como los de Rec-Line.