Drivers, ¿son importantes?

Drivers. ¿Los instalo o no?, ¿me darán problemas?. Son algunas de las preguntas que más frecuentemente se hacen los usuarios de informática.

Y la respuesta es sí. Es importante más que instalar, actualizar. Porque la instalación viene de serie con los dispositivos plug & play, que ya son la mayoría.

Los drivers son la manera que tienen de comunicarse los programas con los dispositivos físicos -software y hardware- para su correcto funcionamiento.

Si tienes una impresora desde el primer día sin actualizar sus drivers, tal vez estés perdiendo opciones de impresión que traigan las actualizaciones y compatibilidades con el modelo de impresora.

Se tiene la idea equivocada que para mejorar e incluir nuevas opciones de impresión hay que sustituir el hardware, la impresora, en lugar de actualizar el software. Precisamente los fabricantes van a intentar siempre optimizar nuestros productos con el fin de maximizar las prestaciones de los equipos. Cuando las limitaciones obedezcan al hardware, ahí los drivers poco van a tener que hacer y entonces sí; necesitaremos una nueva impresora que me ofrezca lo que no me da la que actualmente tengo.

Según el sistema operativo que se tenga, nos van a actualizar de forma automática los drivers que autoricemos. En el caso de Windows estas actualizaciones se producen de forma automática, aunque existen opciones manuales que nos permitirán saber si contamos con la última versión. Si nos centramos en MacOs el tema es más complicado porque los drivers de la impresora no se actualizan de forma automática sino manual en la mayoría de las impresoras, especialmente las más antiguas.

Normalmente, cada fabricante de impresoras tiene una opción de descargas de drivers en su página web. Con introducir el modelo se puede, con un click, acceder al driver más actualizado. Aquí te dejamos con unos ejemplos:

No olvides actualizar tus drivers para optimizar y potenciar al máximo tu impresora, ¡en el 90% de los casos es más que positivo!

Cómo conectar tu impresora por bluetooth

Una de las cosas que más nos interesa es saber cómo conectar nuestros equipos de impresión.

Hoy os proponemos un pequeño tutorial sobre cómo conectar nuestra impresora por Bluetooth a través de los siguientes pasos:

– Primero tenemos que asegurarnos de que nuestra impresora es compatible con el sistema de Bluetooth. Tenemos que tener en cuenta la exclusividad de equipos informáticos como los Mac de Apple que no permiten conexiones Bluetooth a excepción de otros dispositivos que sean de la compañía de Cupertino. Algunos equipos tienen el sistema integrado y en otros casos puedes comprar uno para adaptarlo a tu impresora.

– Una vez que tienes adaptador tanto en el equipo informático como en la impresora, configúralos.

– Cuando hayas encendido la impresora, abre la opción de dispositivos Bluetooth en tu equipo informático. Suele estar siempre en panel de control.

– Agrega ahora la impresora de manera automática. En opciones marca la opción “Activar detección” y “Permitir que otros equipos Bluetooth se conecten a este equipo”. Después de eso, tanto equipo como impresora se encontrarán de forma automática y empezarán a trabajar.

– Si la prefieres agregar manualmente, en la ventana de dispositivos pincha la opción “Agregar dispositivo” y ejecuta el instalador para darle una ubicación a la impresora. Luego utiliza la opción que te proporciona el asistente para pinchar en “Agregar impresora”. Selecciona la opción de “Impresora Bluetooth” y automáticamente el equipo la encontrará.

Son pasos muy sencillos y que te harán la vida más cómoda. Imprimir sin cables es un lujo que descubrirás y que a buen seguro utilizarás en tu escritorio más habitualmente de lo que piensas.

Imprimir con AirPrint

En la entrada de hoy vamos a hablar sobre la impresión con AirPrint, la aplicación/programa que permite a los usuarios de Apple lanzar sus documentos a la impresora que tengan asociada a sus equipos.

AirPrint es una aplicación por la que, de manera inalámbrica y a través de wifi, vamos a poder imprimir cualquier documento que enviemos desde nuestro dispositivo de la manzana a la impresora. Lo primero que debemos hacer es cerciorarnos de que la impresora esté conectada a la misma red que el dispositivo iOS o Mac. Después, con la AirPrint, seleccionaremos como favorita la impresora en la que empezaremos a trabajar.

Una vez asociada, cuando nos encontremos en la app desde la que queramos imprimir (con el documento abierto) pincharemos en la opción compartir y ahí nos aparecerá la opción de imprimir. A continuación seleccionaremos la impresora que hemos asociado y diremos el número de copias que deseamos. Tendremos que estar a una distancia suficiente que permita estar bajo el mismo wifi y que tanto la impresora como el dispositivo iOS estén conectados a dicha red.

Para imprimir desde nuestro Mac tendremos que tener en cuenta las siguientes cosas que se suman a lo ya escrito:

– Además de las consideraciones anteriores, tendremos que tener actualizado el software del MAC.

– Es muy probable que tengamos que conectar primero el MAC a la impresora por USB con el fin de que reconozca el equipo y después puedan compartir tanto red como wifi.

No utilices los drivers del disco que venga con la impresora. Actualízalo de manera automática y sigue las instrucciones de instalación.

Las ventajas y posibilidades que nos ofrece el poder imprimir vía wifi son muchas. Podemos estar con nuestro MAC en otra estancia diferente a la de la impresora y enviarle los archivos sin necesidad de una conexión por cable. También podremos hacerlo desde nuestro iPad o iPhone en las condiciones que os hemos expuesto; fotos, documentos en distintos formatos…

Existen otros programas de los que ya os explicaremos con detalle cómo utilizar válido para otras plataformas como Android o Blackberry pero, de momento, este no es mal aperitivo.

Esperamos que os sirva!!