Las ventajas del cartucho compatible

En el mundo de las impresoras, los consumibles suponen un gasto más importante que el desembolso a la hora de comprar el sistema multifunción. Si tenemos en cuenta que las impresoras de inyección de tinta requieren una media de entre 3 y 5 cartuchos anuales, dependiendo el volumen de impresión, nos vamos a un presupuesto anual de entre 70-100€ en reposición de consumibles es probable que nuestra impresora costara esos 70 euros. Si además estimamos la vida útil de nuestra impresora en una media de 5 años, habremos gastado en consumibles entre cinco y siete veces más de lo que pagamos por ella.

Aunque pueda parecer una análisis demasiado superficial refleja perfectamente la importancia del gasto en consumibles para nuestros equipos de impresión.

Un cartucho compatible, fabricado para sustituir al de las marcas originales, es la solución más práctica para “ahorrar” consumiendo tinta. Utilizando técnicas relacionadas con la remanufacturación y el reciclaje, se regeneran cartuchos con una puesta en marcha óptima y con una calidad de impresión prácticamente idéntica al del original. Imprime el mismo número de páginas y tiene la misma duración, pero su precio es hasta un 50% menos que el del original.

En nuestro ejemplo anterior, al año la media sería de 40-60 euros anuales en gasto de consumibles compatibles. Una “pequeña” diferencia, ¿no?

Unknown

Otro de los aspectos que sensibilizan mucho a la hora de escoger un cartucho compatible es el componente medioambiental. Un cartucho tarda en biodegradarse más de 100 años, lo que significa que las sustancias químicas nocivas que lo componen se liberan de manera constante durante mucho, mucho tiempo. Por otro lado, el empleo de recursos naturales es importante. Se utilizan aproximadamente dos litros de petróleo en la fabricación de cada cartucho, con la consiguiente merma de los recursos naturales.

Con el reciclaje y remanufacturación de cartuchos estamos evitando que el impacto en el medioambiente sea mayor, estamos siendo eficientes con los recursos y también estamos siendo solidarios con el esfuerzo a la hora de depositar los viejos cartuchos en los lugares habilitados a tal efecto.

Finalmente hay que destacar que otra de las ventajas del cartucho compatible no es otra que la facilidad para poder encontrar el modelo de cartucho que se ajusta a cada impresora del mercado. No es sencillo encontrar determinados cartuchos para según que modelo de impresora más o menos actual, pero con el sistema de remanufacturación y reciclado la variedad es tan grande que se acaba encontrando el modelo que se precisa.

Así que ya sabes, compra compatibles!! Compra Rec-Line