Consejos para el cuidado de las impresoras en verano

Llegando esta época estival nos encontramos con consejos para un mejor bronceado, consejos para una comida sana, consejos para sobrellevar el calor, consejos para el hogar en ausencias vacacionales….y, como no podía ser menos, vamos a daros unos pequeños tips para que durante el verano vuestras impresoras no sufran más de lo debido.

En primer lugar hay que tener en cuenta el tiempo que vamos a estar sin utilizar nuestros equipos. Da igual que sean multifunción que equipos menos compactos, los consejos que vamos a dar sirven para ambos tipos de impresoras. El objetivo es preservarlos y cuidarlos de posibles agentes externos que pueden poner en peligro su funcionamiento.

Hay dos factores que resultan importantes y que hay que tener controlados: la exposición al sol y el polvo.

El primero de ellos resulta especialmente peligroso. No debemos mantener nuestros equipos en un lugar cercano a una ventana en la que puedan incidir de manera peligrosa y continuada los rayos solares veraniegos. Las consecuencias del recalentamiento pueden ser nefastas, ya que la excesiva exposición del escáner e impresora al sol puede afectar a los circuitos internos. Para ello, alejaremos de las ventanas o terrazas nuestros equipos si van a estar un tiempo prolongado fuera de circulación.

El calor no sólo supone un problema para las impresoras, sino también para los cartuchos. Si vamos a estar ausentes por un tiempo prolongado y no vamos a utilizar la impresora, es conveniente retirar los cartuchos de tinta y guardarlos en una bolsa de plástico protegiendo el chip con un trapo pequeño. Además, el gesto de guardarlos en un lugar fresco permitirá evitar que se seque si lo dejamos en otro lugar más caluroso.

SOL IMPRESORA REC-LINE

El otro elemento externo que puede dañar la impresora o los equipos multifunción es el polvo. La limpieza de los equipos cuando van a estar una temporada sin ser utilizados es muy importante, ya que evita que las partículas se fijen al chip de reconocimiento o al tóner. En caso de que no se pueda hacer limpieza, sí es recomendable que a la vuelta de las vacaciones se realice una en profundidad antes de comenzar a trabajar con el equipo.

Es también recomendable utilizar una funda de protección en los casos de ausencias prolongadas, para minorar los efectos del polvo.

Por último hay un detalle que también es aconsejable que se lleve a cabo. Desenchufar y desconectar los equipos de la red eléctrica en caso de largos períodos de tiempo de inactividad. Con esto también ayudaremos al ahorro y consumo eléctrico. Esperamos que estos tips os sirvan y, sobre todo, que disfrutéis del verano!

Cómo manejarse correctamente con el tóner y el polvo de tóner

El cuidado del tóner es una de las partes más importantes del mantenimiento de una impresora láser. La limpieza de los equipos es un factor decisivo a la hora de ampliar su vida útil, pero no pasa solo por limpiar la carcasa exterior sino que uno de los elementos de más valor -el tóner- se debe convertir en protagonista del proceso de cuidados especiales.

Es importante en primer lugar no abrir tóner y de la misma manera hay que evitar el sacudirlo, algo que se hace especialmente cuando notamos los primeros problemas por falta de tinta. El riesgo de este mal gesto supone llenar de polvo el interior de la impresora y, además, el manchar nuestra ropa con una sustancia difícil de eliminar si no se actúa rápido.

Los controles de temperatura y humedad son importantes, pero sin obsesionarse. Hay que tratar de mantener los tóner sin utilizar o los equipos en ambientes con no demasiada luz ni temperatura. Algunos componentes del tóner son fotosensibles y hay que tener especial cuidado de no exponerlos demasiado.

Evitar los golpes del tóner cuando se transporte o cuando se vaya a colocar. Está compuesto por piezas muy sensibles que pueden soltarse al menor golpe. Hay que tratarlo de manera delicada pero igual que dijimos antes, sin obsesionarse.

POLVO DE TONER RECLINE

Si durante el proceso de manejo del tóner a la hora de cambiarlo, limpiarlo o simplemente al retirarlo para limpiar el equipo se produce un derramamiento de polvo de tóner, seguid estas pautas;

Para las manos, rápidamente agua tibia y jabón. Remedio de toda la vida y efectivo cuando el polvo entra en contacto con la piel.

– Si cae en la ropa, no intentes quitártelo frotándolo con las manos porque lo extenderás más y serás poco efectivo. Hazte con un cepillo y frótalo de manera rápida y fuerte. Si usas líquido o quitamanchas y frotas con una servilleta, harás que penetre aún más y eliminarlo se convertirá en una dura prueba.

– Sin embargo, un trapo y agua fría es estupendo si se ha derramado en el suelo ya que aspirarlo puede producir el efecto contrario, y es que se esparza aún más.

Esperamos que estos pequeños tips de cuidado en el manejo del tóner puedan ser de vuestra ayuda!!