Medio ambiente & compatibles

En esta ocasión queremos profundizar en la importancia del cuidado del medio ambiente gracias al proceso de fabricación de cartuchos y tóner compatibles.

La mayoría de los materiales con los que se fabrican muchos de los consumibles de informática hoy en día resultan tóxicos y perjudiciales para el medio ambiente. Por ello trata de potenciarse el reciclaje como herramienta fundamental para el cuidado del entorno.

Los cartuchos y tóner compatibles salen al mercado después de un proceso de fabricación limpio y sin apenas residuos, no consumiendo recursos naturales procedentes del medio ambiente y cumpliendo toda la normativa tanto de calidad como medioambiental.

Para fabricar un cartucho de tinta se necesitan aproximadamente dos litros de petróleo y derivados para elaborar todas las piezas que lo componen. En el proceso de fabricación de un compatible no, y además trata de aprovecharse el máximo posible la estructura del mismo.

Por si fuera poco, en este proceso tratan de mejorarse las capacidades del cartuchos y tóner originales dotándoles de un mayor número de imprimaciones y también optimizando sus características de origen.

Se calcula que aproximadamente los usuarios de productos informáticos y consumibles apenas reciclan el 30% de todo el material que utilizan. Es muy poco teniendo en cuenta las cantidades que se mueven en el mercado, incluyendo los cartuchos y tóner. El nivel de concienciación tiene que ser mucho mayor para poder evitar desastres y liberar productos tóxicos que degraden los ecosistemas.

Existen puntos específicos de reciclaje para casi todos los componentes y también, como no podía ser de otra forma, para cartuchos y tóner. De esta manera se puede continuar con un proceso de remanufacturación que permita a los compatibles seguir cuidando la salud del planeta.

Y tú, ¿eres de los que se apunta a reciclar y a cuidar el mundo en el que vives? ¡Hazlo con nosotros!

Consejos para una impresión eficiente

Existen muchas maneras de ser eficiente a la hora de imprimir. A continuación vamos a exponeros algunas de ellas con el fin de que, además de respetar el medio ambiente, consigamos que nuestros bolsillos no se resientan demasiado. Eficiencia medioambiental y eficiencia económica, dos conceptos cada vez más ligados en el mundo empresarial y doméstico hoy en día.

Para empezar, deshazte de tu impresora antigua. Si es muy antigua, claro. Los modelos de impresora de nueva generación vienen con funciones implementadas de impresión económica y de máximo aprovechamiento de los consumibles ya sea en forma de cartucho de tinta o de tóner. Si la nueva impresora dispone de un certificado Energy Star, significa que puedes estar tranquilo porque cumple con todos los requisitos de impresión económica y colaboración medioambiental.

Revisa bien todas las características que posee tu impresora en temas de impresión eficiente. Hay modos que permiten imprimir con mucha menos tinta y configuraciones de margen de texto que, marcadas, también contribuyen a una impresión mejor. Selecciona la resolución correcta, regula la carga de tinta y utiliza la impresión en modo borrador.

IMPRIMIR EFICIENTE REC-LINE

Recicla, reutiliza. Hay dos gestos que convierten una impresión normal en una impresión ecológica; el uso de papel reciclado y el uso de cartuchos/tóner compatibles. Utilizando papel reciclado colaboras con la reducción de la tala de árboles y al imprimir con cartuchos compatibles estás utilizando cartuchos remanufacturados que sirven para nuevos usos. Cada cartucho de nueva fabricación son dos litros de petróleo empleados por lo que colaboramos de manera activa con el medio ambiente.

Finalmente, un consejo relacionado con las fuentes. Existen multitud de fuentes para que la impresión resulte más eficiente. Más delgadas, con menos contorno y que permiten un mejor aprovechamiento de la tinta. Entre ellas se encuentra Ecofont, que es una fuente cuyas letras están microperforadas y reduce el consumo de tinta en casi un 50% respecto a cualquier otra. Al ojo humano parece imperceptible, pero si combinamos esta fuente con una impresión en borrador, en papel reciclado y utilizando cartucho compatible en una impresora de nueva generación, estaremos llevando a cabo el gesto más eficiente que se puede hacer en una impresión. ¿Recoges el guante?

Las ventajas del cartucho compatible

En el mundo de las impresoras, los consumibles suponen un gasto más importante que el desembolso a la hora de comprar el sistema multifunción. Si tenemos en cuenta que las impresoras de inyección de tinta requieren una media de entre 3 y 5 cartuchos anuales, dependiendo el volumen de impresión, nos vamos a un presupuesto anual de entre 70-100€ en reposición de consumibles es probable que nuestra impresora costara esos 70 euros. Si además estimamos la vida útil de nuestra impresora en una media de 5 años, habremos gastado en consumibles entre cinco y siete veces más de lo que pagamos por ella.

Aunque pueda parecer una análisis demasiado superficial refleja perfectamente la importancia del gasto en consumibles para nuestros equipos de impresión.

Un cartucho compatible, fabricado para sustituir al de las marcas originales, es la solución más práctica para “ahorrar” consumiendo tinta. Utilizando técnicas relacionadas con la remanufacturación y el reciclaje, se regeneran cartuchos con una puesta en marcha óptima y con una calidad de impresión prácticamente idéntica al del original. Imprime el mismo número de páginas y tiene la misma duración, pero su precio es hasta un 50% menos que el del original.

En nuestro ejemplo anterior, al año la media sería de 40-60 euros anuales en gasto de consumibles compatibles. Una “pequeña” diferencia, ¿no?

Unknown

Otro de los aspectos que sensibilizan mucho a la hora de escoger un cartucho compatible es el componente medioambiental. Un cartucho tarda en biodegradarse más de 100 años, lo que significa que las sustancias químicas nocivas que lo componen se liberan de manera constante durante mucho, mucho tiempo. Por otro lado, el empleo de recursos naturales es importante. Se utilizan aproximadamente dos litros de petróleo en la fabricación de cada cartucho, con la consiguiente merma de los recursos naturales.

Con el reciclaje y remanufacturación de cartuchos estamos evitando que el impacto en el medioambiente sea mayor, estamos siendo eficientes con los recursos y también estamos siendo solidarios con el esfuerzo a la hora de depositar los viejos cartuchos en los lugares habilitados a tal efecto.

Finalmente hay que destacar que otra de las ventajas del cartucho compatible no es otra que la facilidad para poder encontrar el modelo de cartucho que se ajusta a cada impresora del mercado. No es sencillo encontrar determinados cartuchos para según que modelo de impresora más o menos actual, pero con el sistema de remanufacturación y reciclado la variedad es tan grande que se acaba encontrando el modelo que se precisa.

Así que ya sabes, compra compatibles!! Compra Rec-Line

Sobre ecología, medio ambiente e impresión

La política de conservación para el medio ambiente cada vez tiene más presencia en el mundo empresarial. No sólo se premian las medidas respetuosas con el mismo sino que la ley endurece penas para aquellas entidades que no cumplan en sus procesos con un justo equilibrio entre producción, residuos y medio ambiente.

En el mundo de la tecnología tenemos claros ejemplos del impacto que podría tener en el medio ambiente productos y desechos no reciclados como teléfonos móviles, baterías, portátiles y, cómo no, los cartuchos y tóner como consumibles informáticos.

En el caso de los cartuchos y los tóner hay que tener en cuenta su doble impacto en el medio ambiente. Por un lado, en la fabricación de un simple cartucho de tinta se utilizan casi dos litros de petróleo en sus componentes. No sólo tinta, sino el material plástico que contiene cada uno de las piezas que conforman el cartucho. Reciclando, evitamos que se vayan agotando las reservas naturales de petróleo en todo el mundo mostrando así la solidaridad con nuestro planeta.

CARTUCHOS REC LINE

En el proceso de remanufacturación de cartuchos, se limpian y ponen como nuevos esos cartuchos reciclados para un uso garantizado y de calidad máxima.

Por otro lado un cartucho tarda casi 100 años en biodegradarse, antojándose imprescindible un buen reciclado y una conciencia clara para evitar que sus componentes contaminen por arrojarse a vertederos y otros parajes naturales.

Si lo que buscamos es un proceso ecológico completo, es recomendable el uso de papel reciclado para imprimir. Ya no tiene porqué ser del color oscuro de hace unos años puesto que diversas técnicas nos permiten tener papel blanco reciclado. Con ello estamos evitando talas innecesarias de árboles.

Además, el papel reciclado tiene el gramaje adecuado para imprimir siendo un producto altamente competitivo y con el que estamos ayudando a preservar los entornos naturales.

Si quieres colaborar con nosotros en el proceso de reciclaje y con ello además ayudar al proyecto común que estamos desarrollando con la fundación Isidora Pertusa, entra en http://www.rec-line.com/es/tus-cartuchos-vacios-salvan-vidas.html y dirígete a cualquiera de los centros asociados y franquicias Rec-Line. Con un cartucho que deposites, ya estás salvando vidas.

PERTUSA REC-LINE