Ventajas de imprimir vía Wifi

Hemos hablado en entradas anteriores de la ventaja que supone poder imprimir sin cables y a distancia, sobre todo cuando hay documentos que están en otros equipos no próximos a la impresora.

Una de las principales ventajas de imprimir por Wifi es que podemos instalar el equipo en cualquier ubicación del hogar y la oficina al no tener que tener cerca el ordenador desde el que lanzar los archivos. Además, el cable se nos quedaba corto cuando lo alejábamos más allá de 1,5m de la conexión a la red.

Al necesitar menos cableado, tendremos un espacio en la oficina o en el cuarto que la instalemos mucho más despejado que en años precedentes donde los cargadores del PC, el portátil, el escáner, la impresora y los altavoces o equipos 5.1 llenaban estos espacios de marañas difíciles de desenredar.

Una vez que configuremos la red local con los dispositivos que tengamos, y hayamos conectado la impresora al router por un puerto USB, podremos imprimir desde todos ellos usando dicha señal inalámbrica. Lógicamente, además de tener creada la red, tendremos que conectar y vincular la impresora a dicha red. Así que no se os olvide este paso!!

El aspecto más revolucionario es la impresión remota que consiste en imprimir desde cualquier ubicación en la que estemos, ya que la impresora nos facilita una dirección de correo a la que enviar esos archivos para imprimir. También en este sentido podremos utilizar otras App como Google Cloud Print.

Desde las tablets o smartphones, y con las App que proporcionan los fabricantes de impresoras, podremos ejecutar este mismo comando.

Hay que tener en cuenta un aspecto importante a la hora de evaluar la impresión inalámbrica. Si la calidad de la red inalámbrica es buena, buen Wifi y potente, no sufriremos las pegas que tendría una conexión inalámbrica deficiente. Por eso, aunque hablemos de las bondades de esta modalidad, es necesario que se sepan estos detalles para que luego no nos llevemos sorpresas.

Y recordad, si os ha gustado el post….compartid!! ;)