El tóner, cómo cuidarlo

El tóner es una de las partes más importantes en los sistemas de impresión láser. Como ya sabéis se trata de un polvo fino, normalmente de un color negro que se fija al papel mediante atracción electrostática o magnetografía.

Aunque en general tendemos a llamar tóner a toda la pieza que la compone la tinta en polvo, el depósito, la cuchilla limpiadora, el chip del tóner, el depósito de tóner desperdiciado, el rodillo de carga primaria, el cilindro imantado y la unidad de cilindro.

El cuidado del tóner es esencial para el correcto funcionamiento de la impresora láser y de todo el sistema. Se trata de una pieza frágil, aunque pueda parecer lo contrario. Los movimientos bruscos pueden poner en peligro la marcha del sistema.

Para cuidar un tóner a la hora de manipularlo para colocarlo has de hacerlo con cuidado. Retira la protección y colócalo siguiendo al pie de la letra las instrucciones.

A la hora del mantenimiento y limpieza debes retirarlo con cuidado y colocarlo sobre una hoja en blanco. Intenta aspirar con un aspirador de escritorio todos los restos que tenga el tóner y si hay algún papel que pueda entorpecer su labor retíralo.

IMPORTANTE: cuando veas que el tóner va perdiendo capacidad y que los caracteres salen con menos color y más apagados, no intentes agitar de forma brusca el tóner para conseguir que las copias salgan mejor. Es una manera muy habitual por la que el tóner se estropea.

Y finalmente, si quieres cuidar tu tóner tienes que protegerlo de los factores externos que pueden dañarlo como las fuentes de calor excesivas y los líquidos que pueden evitar su correcto funcionamiento.

Aquí tienes una relación de los mejores tóner para tus impresoras láser, si eres de los que gusta de imprimir rápido, y con calidad te servirán todos.

Ventajas de un cartucho XL

En la entrada de hoy vamos a explicaros las ventajas de un cartucho XL, que lo son sobre todo si eres de los que imprime muchos documentos en espacios de tiempo no muy prolongados.

La diferencia de un cartucho XL con uno normal es la capacidad de tinta que tiene el depósito del cartucho. Lo normal es que un cartucho disponga de una capacidad de entorno a 12 ml de tinta (aunque hay alguno de apenas 6 ml, según el fabricante). Mientras, lo normal es que los grandes se vayan a los 20 ml de capacidad siendo esta una de las ventajas de un cartucho XL.

Si trabajas en una oficina, un despacho o en un hogar donde haya dos o más estudiantes se recomienda contar con un cartucho de estas dimensiones.

Uno de los mejores ejemplos que tenemos para ilustrar esta entrada es el del cartucho compatible HP Deskjet negro nº21XL. Con él se pueden imprimir hasta 600 páginas con uno de los mejores acabados en impresoras de inyección de tinta.

Los test realizados y el volumen de ventas de este compatible determinan que independientemente de la calidad, que la tiene, una de las principales ventajas del cartucho XL

Además de responder con rendimiento, el precio es otro factor añadido a la hora de destacar este formato. Y si es un compatible, muchísimo mejor y más ventajoso. Se calcula que el coste por copia en un original, concretamente en este modelo, está entorno a 2,6 cts. Mientras, el coste por copia en el cartucho compatible HP Deskjet negro nº21XL es de 1,4 cts. Un 50% más barato.

Finalmente, es recomendable que si en tu hogar imprimes con poca frecuencia acudas a cartuchos de menos capacidad. Así evitarás los problemas que pueden surgir de la tinta que se seca por falta de uso y economizarás también mejor con tus copias.

 

Cartucho compatible, ¿porqué sí?

La venta del cartucho compatible está subiendo como la espuma. ¿Porqué? Es sencillo, cada vez hay más información sobre ello y pueden consultarse muchas de las características que los hacen tan atractivos.

El cartucho compatible está manufacturado por empresas distintas a los fabricantes originales pero preservando intactas todas las calidades y características del original.

Esto significa que la garantía de funcionamiento es la misma, ya que cumple con todos los estándares de calidad que se les exige. ¿Y qué se le debe exigir a un cartucho compatible?

Rendimiento. En algunos casos incluso es capaz de mejorar al original. No se producen borrones, tachones y, dependiendo del modelo, es capaz de soportar altas velocidades de impresión.

-Capacidad. Este es un punto que cada vez mejoran más a los originales. El depósito de tinta supera en muchos casos al depósito del original, por lo que el número de copias que pueden sacarse con el cartucho compatible es mayor.

-Compatibilidad. En este punto es importante conocer a la perfección el modelo de impresora que tenemos con el fin de utilizar el cartucho compatible adecuado. se ha demostrado que el 90% de los problemas que existían de compatibilidad se debía a errores a la hora de reconocer el modelo de impresora por parte del usuario.

-Precio. No es algo que se le deba exigir, pero viene de serie. Es una ventaja competitiva muy importante puesto que a las tres cualidades anteriores se le suma la ventaja del ahorro. Hasta un 60% más barato puede resultar un cartucho compatible frente al original.

El mantenimiento es el mismo que tendría cualquier cartucho original. Conviene alejarlos de las fuentes de calor extremo y tratar de imprimir en cortos espacios de tiempo. Para largos períodos de inactividad, protegerlo en una bolsa de cierre hermético con el cabezal tapado.

¿Te ha parecido interesante? Sigue este y otros temas en el blog de Rec-line

¿Es lo mismo hablar de un cartucho de tinta y de un tóner?

Es común utilizarlos como sinónimos a la hora de hablar, pero la realidad es que son dos productos completamente diferentes. Aunque ambos se usan dentro de las impresoras para conseguir imprimir nuestros documentos o fotografías, si no elegimos bien el que corresponde a nuestra impresora no conseguiremos que ésta funcione.

Para empezar, debemos diferenciar entre dos tipos distintos de impresoras: las impresoras de inyección de tinta, que utilizan cartuchos de tinta, y las impresoras láser, que usan los de tóner.

Una de las principales diferencias que encontramos entre estos dos productos es el formato de su contenido ya que mientras que la tinta es un líquido,  el tóner es un polvo. De esta forma, el proceso de impresión que siguen las impresoras de inyección de tinta y las impresoras láser deberá ser sustancialmente diferente.

Las impresoras de inyección de tinta utilizan un sistema similar al de una máquina de escribir aplicando la tinta directamente sobre el papel a través de una serie de boquillas diminutas, sin embargo, el proceso de impresión en las impresoras láser es algo más complejo aplicando una serie de campos electromagnéticos para conseguir que el tóner se ubique en las zonas deseadas, previamente marcadas por un preciso láser, y posteriormente aplicando calor para fundir las partículas con el papel y conseguir el resultado final.

Debido a estas diferencias en el proceso de impresión las impresoras láser son sustancialmente más rápidas y precisas que las de inyección de tinta. Sin embargo, éstas últimas son más fáciles de mantener y significativamente más económicas, además de que existen impresoras de inyección de tinta capaces de realizar impresiones de muy alta calidad. Por otro lado, los cartuchos de tóner nos servirán para realizar muchas más copias, en torno a 5 veces más que los cartuchos de tinta.

Desde Rec-line recomendamos tener en cuenta el uso que le daremos a la impresora antes de decidirnos por un modelo o incluso por un tipo, considerando las opciones que nos ofrece cada una y eligiendo la que más se ajuste a nuestras necesidades.

¿Qué es un equipo multifunción?

Un equipo multifunción, como su propio nombre indica, es el que permite realizar distintos trabajos relacionados con el entorno ofimático. Fotocopiar, imprimir, escanear e incluso actuar como fax. Estos equipos pueden ser tanto de impresión por tinta como de impresión por láser. A la hora de comprar, tenéis que tener en cuenta todas sus características para ver qué es lo que realmente necesitáis en vuestro entorno bien de oficina o bien de tipo estudiantil-escolar.

Con la fotocopiadora podremos realizar copias de nuestros documentos, o bien desde el escáner o desde el alimentador automático de los originales. Es en éste último caso en el que se podrán realizar copias a doble cara leyendo el original de una sola vez (con lector integrado) o bien dando la vuelta al papel. Hay equipos multifunción que tienen disco duro y nos brindará la posibilidad de almacenar el documento que digitalicemos en el escáner para reimprimirlo en el momento que deseemos hacerlo.

La función de impresora permite imprimir cualquier documento que tengamos almacenado en nuestro ordenador o memoria extraíble (USB directo al equipo multifuncional o ranuras para tarjetas SD, MMC, CF…). Aquí entran en juego las conexiones del multifunción al equipo por USB, red cableada o red wifi. En otras entradas anteriores también hemos hablado de APP de los fabricantes para poder imprimir y comunicar nuestros dispositivos móviles con el equipo. El acabado que se le puede dar a lo que imprimamos varía según las características del equipo; perforado (haciendo agujeros en la hoja, plegado, grapado…)

El escáner nos permitirá digitalizar aquello que deseemos para almacenarlo en nuestro PC o bien en el propio equipo multifunción. Lo que digitalicemos lo podremos enviar a una carpeta de red (una carpeta que hayamos compartido en nuestro PC o servidor mediante el protocolo SMB), a un servidor FTP, a un pendrive USB o bien a un correo electrónico directamente (siempre que tengamos configurada esta opción exactamente iguala que en nuestro PC con los datos del servidor SMTP, dirección, usuario, contraseña, puerto…)

La última opción que ofrecen estos dispositivos es la de FAX pero que actualmente está en desuso. En algunos viene incluido y, en otros, es un accesorio opcional que se puede implementar.

Esperamos que con estas explicaciones ya puedas tener claro lo que diferencia a un equipo multifunción de una impresora convencional.

Impresión 3D vs impresión convencional

En plena era de la explosión en la impresión 3D, nos gustaría dar un punto de vista que pretenda aclarar las ventajas y aplicaciones de uno y otro sistema. Si bien el futuro de la impresión parece que va encaminado al 3D, no conviene olvidar el peso y la importancia que también en el futuro seguirá teniendo la impresión convencional.

La impresión 3D es un modelo de impresión espacial en el que mediante unos patrones tridimensionales indicamos al equipo que elabore la figura o la pieza diseñada en el programa. Se utilizan distintos materiales para poder imprimir en función del tipo de impresora 3D y también en función del uso.

La principal diferencia es que estas impresoras, de momento, no imprimen de manera convencional. Y ahí es donde entran las impresoras más habituales. La tinta o el láser siguen siendo necesarias en tanto en cuanto se sigue teniendo la necesidad de imprimir documentos en papel.

Las aplicaciones de las impresoras 3D son infinitas. Ya conocemos que se pueden imprimir piezas, pero tenemos noticias de coches enteros y de casas fabricadas con esta tecnología. También sabemos que existen impresoras 3D de comida con las que se han imprimido postres o pizzas con materiales comestibles y adaptados a estas máquinas. Y llegando más lejos aún, se están diseñando e imprimiendo partes del cuerpo humano con el fin de utilizarlas en trasplantes.

A pesar de que, sin embargo, las aplicaciones de la impresión convencional son más reducidas siguen existiendo muchas que no pueden ser sustituidas y que no las realizan las impresoras 3D. La burocracia sigue manejándose con documentos impresos, al igual que los distintos manuales de instrucciones de cualquier aparato que compremos, por poner dos ejemplos. Los libros se seguirán imprimiendo, la prensa… a medio y largo plazo la digitalización global de documentos tiene aún un trecho grande que recorrer. Incluso la fotografía se sigue imprimiendo en sistemas convencionales de impresión.

El coste de una impresora 3D, aunque existe ya el low cost en ese sector, sigue siendo elevado. Los recambios y consumibles exactamente igual puesto que se trata de materiales más caros y que se necesitan en mayores cantidades.

En el otro extremo, los precios de las impresoras convencionales y multifunción siguen bajando y manteniéndose muy atractivos. Los consumibles viven una época de esplendor bajo el paraguas de los compatibles que han conseguido reducir hasta el 50% el precio tanto de tóner como de cartuchos.

En resumen, dos sistemas muy distintos pero que conviven perfectamente. Necesidades diferentes, acciones distintas y muchos clientes que cada vez comprenden más que la evolución no está reñida con lo tradicional y que sistemas de impresión convencionales siguen y seguirán teniendo la misma aceptación aún con el auge de un sistema tan impresionante como el 3D.

¿Qué es un sistema de impresión continuo de tinta?

Seguro que en muchas ocasiones habréis escuchado que dentro de los sistemas de impresión de tinta existe la opción de los cartuchos y otra menos habitual pero no por ello menos importante; el sistema continuo de tinta.

Este sistema, a diferencia del cartucho, requiere de un mantenimiento y una limpieza mucho mayor en el caso de que se dañe el cabezal. Se compone de unos depósitos de tinta en negro y otros colores como el rosa, amarillo y azul que a su vez se conectan con una serie de manguitos al dispositivo que envía la tinta al cabezal de impresión.

Actualmente, la empresa que más explota este tipo de sistema es Epson pero otras como Canon o HP ya han empezado. Ésta última incorpora depósitos y mangueras en impresoras especialmente grandes.

Las ventajas de este sistema son varias;

-Por un lado, se puede imprimir un gran número de hojas de manera ininterrumpida.

– Por otro, el cambio de cartucho como tal se reduce drásticamente aunque es cierto que los depósitos suelen ser más caros que el cartucho convencional.

– Al admitir recargas de tinta de manera ilimitada (sólo hasta fin de vida del cartucho), se ahorra en costes.

Las desventajas que podemos encontrarnos son;

– Pueden presentarse obstrucciones en las mangueras de alimentación, lo que conlleva una limpieza adicional del equipo.

– Si no se utiliza la impresora con regularidad, se pueden obstruir los cabezales de impresión. Al menos se debe imprimir tres veces por semana.

– No se puede mover la impresora de lugar por el riesgo a que entre aire en las mangueras y se obstruya el sistema.

– La calidad de la impresión no es la misma que con la del cartucho, pero mantiene los estándares mínimos de calidad sin problema.

Esperamos que este post te haya ayudado a entender algo más del sistema de impresión contínua. Coméntanos tus dudas!

Cómo sacar partido a tu impresora láser

El sistema de impresión láser es uno de los más demandados hoy en día en el mercado de los equipos de impresión. Hay varios motivos que han provocado este auge; por un lado la rapidez a la hora de imprimir, ya que estos sistemas imprimen por regla general más hojas por segundo que los sistemas de tinta. Por otro el volumen de hojas que son capaces de imprimir, muy superiores al del cartucho XL de tinta. Y por último, la aparición de empresas como Rec-Line que han permitido elaborar tóner compatibles a precios muy competitivos llegando a ser hasta un 60% más baratos que el original, lo que ha eliminado la barrera precio a la hora de elegir equipos láser.

Vamos a darte unas pautas que pueden resultarte muy útiles a la hora de sacar el máximo partido a tu impresora láser. Son las siguientes:

– Una vez que has escogido ya tu equipo de impresión láser tienes que optimizar su configuración. Revisa los parámetros de impresión y elige las opciones económicas de imprimir en borrador. Esto te va a permitir alargar aún más la vida útil del tóner.

– Si tu impresora es wifi o tiene bluetooth, conéctala a tus dispositivos móviles para que a través de las app propia de su marca puedas imprimir documentos a distancia o bien desde la nube. Los equipos de nueva generación te abren múltiples posibilidades.

– Revisa los drivers. Es probable que exista una actualización que tu equipo no haya detectado porque sea reciente. Actualizar los drivers de tu impresora y tenerlos al día te va a permitir el óptimo funcionamiento.

– Procura no dejarte encendido el equipo durante un largo período de tiempo. Programa su apagado o apágalo cuando acabes de imprimir. Además de ahorrar en energía, evitarás que tu impresora sufra problemas por subidas de tensión.

– Mantenimiento. El mantenimiento de tu equipo láser es imprescindible. El tóner libera mucha cantidad de polvo que puede ser perjudicial no sólo para tus impresiones. Retira la carcasa, retira el tóner y utiliza una pequeña aspiradora de mano para retirar los restos. Usa spray de limpieza especial para impresoras con un trapo y vigila que no existan restos de papel de atascos anteriores.

Con todos estos tips sacarás el máximo provecho de tu equipo láser, prolongarás su vida útil y conseguirás el mejor rendimiento posible aprovechando sus múltiples posibilidades.

Esperamos que te haya servido!

Consejos para el cuidado de las impresoras en verano

Llegando esta época estival nos encontramos con consejos para un mejor bronceado, consejos para una comida sana, consejos para sobrellevar el calor, consejos para el hogar en ausencias vacacionales….y, como no podía ser menos, vamos a daros unos pequeños tips para que durante el verano vuestras impresoras no sufran más de lo debido.

En primer lugar hay que tener en cuenta el tiempo que vamos a estar sin utilizar nuestros equipos. Da igual que sean multifunción que equipos menos compactos, los consejos que vamos a dar sirven para ambos tipos de impresoras. El objetivo es preservarlos y cuidarlos de posibles agentes externos que pueden poner en peligro su funcionamiento.

Hay dos factores que resultan importantes y que hay que tener controlados: la exposición al sol y el polvo.

El primero de ellos resulta especialmente peligroso. No debemos mantener nuestros equipos en un lugar cercano a una ventana en la que puedan incidir de manera peligrosa y continuada los rayos solares veraniegos. Las consecuencias del recalentamiento pueden ser nefastas, ya que la excesiva exposición del escáner e impresora al sol puede afectar a los circuitos internos. Para ello, alejaremos de las ventanas o terrazas nuestros equipos si van a estar un tiempo prolongado fuera de circulación.

El calor no sólo supone un problema para las impresoras, sino también para los cartuchos. Si vamos a estar ausentes por un tiempo prolongado y no vamos a utilizar la impresora, es conveniente retirar los cartuchos de tinta y guardarlos en una bolsa de plástico protegiendo el chip con un trapo pequeño. Además, el gesto de guardarlos en un lugar fresco permitirá evitar que se seque si lo dejamos en otro lugar más caluroso.

SOL IMPRESORA REC-LINE

El otro elemento externo que puede dañar la impresora o los equipos multifunción es el polvo. La limpieza de los equipos cuando van a estar una temporada sin ser utilizados es muy importante, ya que evita que las partículas se fijen al chip de reconocimiento o al tóner. En caso de que no se pueda hacer limpieza, sí es recomendable que a la vuelta de las vacaciones se realice una en profundidad antes de comenzar a trabajar con el equipo.

Es también recomendable utilizar una funda de protección en los casos de ausencias prolongadas, para minorar los efectos del polvo.

Por último hay un detalle que también es aconsejable que se lleve a cabo. Desenchufar y desconectar los equipos de la red eléctrica en caso de largos períodos de tiempo de inactividad. Con esto también ayudaremos al ahorro y consumo eléctrico. Esperamos que estos tips os sirvan y, sobre todo, que disfrutéis del verano!

¿Una ayuda para comprar impresora?

A la hora de comprar impresora, tienes que tener en cuenta muchos factores. No te dejes llevar por marcas, prestaciones increíbles o por modas pasajeras. Elige aquello que te ofrezca justo lo que buscas y necesitas.

Para ayudarte, te ofrecemos estos pequeños consejos;

Elige pensando en tu entorno. No es lo mismo comprar una impresora para tu casa que comprarla para una oficina. Las necesidades de impresión son distintas y eso debe pesar en tu elección. Normalmente el sistema que más se utiliza en los hogares es el de inyección de tinta y el láser en oficinas.

Elige pensando en tu bolsillo. Si bien el precio de las impresoras y equipos multifunción ha bajado mucho los últimos años, el aspecto que más debe preocuparte es el de los consumibles. El precio de un cartucho es sensiblemente inferior al de un tóner. Pero si compras los compatibles de Rec-Line, este punto no debe suponer un problema para ti.

RECLINE OFICINA

Elige pensando en tu equipo. Aunque ya prácticamente todos los sistemas operativos son compatibles, y todos los PC/portátiles también, pregunta antes de adquirir tu impresora si existe algún tipo de incompatibilidad con iOS, Windows o de conectividad inalámbrica. Apple es muy exclusivo en su conectividad bluetooth, por ejemplo.

Elige pensando en futuro. Actualmente existen multitud de dispositivos con los que tu impresora puede interactuar y viceversa. Si eres de los que huye de los cables y quieres imprimir desde cualquier tablet o smartphone que tengas, además desde tu sobremesa o portátil, te vendrá bien una impresora con wifi y/o bluetooth.

Elige pensando en tu espacio. La tendencia a comprar tecnología de gran tamaño muchas veces lleva a errores como comprar TV que luego no caben allí donde queremos colocarlas. Mide bien y piensa dónde vas a ubicar tu nueva impresora, no te lleves sorpresas!

Esperamos que estos pequeños tips te ayuden a elegir el mejor equipo multifunción y que tengáis un fructífero matrimonio.