Drivers, ¿son importantes?

Drivers. ¿Los instalo o no?, ¿me darán problemas?. Son algunas de las preguntas que más frecuentemente se hacen los usuarios de informática.

Y la respuesta es sí. Es importante más que instalar, actualizar. Porque la instalación viene de serie con los dispositivos plug & play, que ya son la mayoría.

Los drivers son la manera que tienen de comunicarse los programas con los dispositivos físicos -software y hardware- para su correcto funcionamiento.

Si tienes una impresora desde el primer día sin actualizar sus drivers, tal vez estés perdiendo opciones de impresión que traigan las actualizaciones y compatibilidades con el modelo de impresora.

Se tiene la idea equivocada que para mejorar e incluir nuevas opciones de impresión hay que sustituir el hardware, la impresora, en lugar de actualizar el software. Precisamente los fabricantes van a intentar siempre optimizar nuestros productos con el fin de maximizar las prestaciones de los equipos. Cuando las limitaciones obedezcan al hardware, ahí los drivers poco van a tener que hacer y entonces sí; necesitaremos una nueva impresora que me ofrezca lo que no me da la que actualmente tengo.

Según el sistema operativo que se tenga, nos van a actualizar de forma automática los drivers que autoricemos. En el caso de Windows estas actualizaciones se producen de forma automática, aunque existen opciones manuales que nos permitirán saber si contamos con la última versión. Si nos centramos en MacOs el tema es más complicado porque los drivers de la impresora no se actualizan de forma automática sino manual en la mayoría de las impresoras, especialmente las más antiguas.

Normalmente, cada fabricante de impresoras tiene una opción de descargas de drivers en su página web. Con introducir el modelo se puede, con un click, acceder al driver más actualizado. Aquí te dejamos con unos ejemplos:

No olvides actualizar tus drivers para optimizar y potenciar al máximo tu impresora, ¡en el 90% de los casos es más que positivo!